Víctor Sánchez, fallecido este miércoles en una persecución en La Línea.
Víctor Sánchez, fallecido este miércoles en una persecución en La Línea.
TRÁGICO SUCESO EN LA LÍNEA

Víctor Sánchez, un policía comprometido e infatigable

Compañeros del agente local fallecido en La Línea destacan su valor y entrega al servicio público

Actualizado:

Recientemente Victor Sánchez había terminado de hacer Derecho. Desde hacía muchos años ya era un policía reconocido pero su carácter infatigle y pertinaz le llevó a exprimir más aún el tiempo para estudiar a fondo aquello por lo que él mismo se enfundaba cada día su uniforme azul: la ley.

Cuentan que este oficial era de esos que sienten de verdad su profesión. De los que saben por qué decidieron tomar un día ese camino lleno de compromiso y entrega y lo recorren paso a paso hasta el final sin mirar nunca hacia otro lado. Sin volver la cara cuando el miedo asusta o el problema se vuelve demasiado arriesgado. De aquellos que no dan pasos para atrás y continúan batallando contra el delito. Pese a quien le pese.

Oficial de la Unidad de Respuesta Inmediata (URI) de la Policía Local de La Línea, Víctor Sánchez se había convertido en uno de sus máximos valores. Su grupo, expertos en combatir el contrabando y el narcotráfico en su ciudad, se reactivó a finales del pasado año, y desde entonces, han firmado con éxito multitud de intervenciones como los decomisos de cientos de kilos de hachís, cocaína u otras sustancias o la recuperación tras persecuciones de todoterrenos robados. Además de los apoyos a otras fuerzas de seguridad o las decenas de aprehensiones de tabaco de contrabando. Desde el matutero hasta las mafias. A por todos.

Y justo esto último, el ir tras un nuevo cargamento de cajetillas ilegales llegadas desde el otro lado de la Verja, ha sido lo que ha terminado por costarle la vida al policía local que, de nuevo, no quiso volver la cara. Fue en el Bulevar, como tantas otras veces.

«Era un gran servidor público y ha fallecido en el cumplimiento de sus obligaciones. Por siempre será un ejemplo para sus compañeros», afirma José Ignacio Landaluce, alcalde de Algeciras, ciudad natal del agente.

46 años. Deja mujer y dos hijos pequeños. Y a una localidad, La Línea de la Concepción, sin uno de los agentes «que mejor sabían cuidarla».