NARCOTRÁFICO

Un muro y jardineras de hormigón y acero para evitar los alijos de droga

El Gobierno presenta el proyecto de barreras físicas en la playa de El Tonelero, en La Línea, para hacer frente el contrabando

CádizActualizado:

Doscientos cincuenta metros lineales de jardineras de hormigón y acero y un muro de hormigón armado para hacer frente al tráfico de droga en La Línea de la Concepción. Esa es la nueva barrera antinarcos terrestre que la Subdelegación del Gobierno instalará próximamente en la playa de El Tonelero para impedir los alijos.

El Gobierno estatal, a través de la Demarcación de Costas de Andalucía-Atlántico, ha presentado a los miembros de la mesa técnica de seguridad de La Línea de la Concepción la memoria técnica del proyecto de instalación de barreras físicas en la playa de El Tonelero, en la zona de la barriada de La Atunara, con el fin de evitar el acceso a los vehículos 4x4 que las organizaciones criminales emplean para alijar en la misma playa tabaco de contrabando y droga.

Según ha informado la Subdelegación del Gobierno, la actuación prevista, que ocupa una longitud aproximada de 250 metros, tiene un presupuesto general de unos 60.000 euros y un plazo de ejecución de un mes.

En concreto, la actuación prevista comprende la instalación de barreras físicas en El Tonelero, en el tramo de playa frente a la barriada de La Atunara.

Estas barreras físicas constarán de la colocación de jardineras prefabricadas de hormigón y acero y un muro de hormigón armado, similar al pretil de hormigón ya existente. En todo caso, los vehículos de los servicios municipales de mantenimiento y limpieza de la playa y de emergencias y seguridad podrán acceder a la zona afectada utilizando la rampa habilitada en las inmediaciones. Estas barreras serán permeables al paso de personas.

En esa zona son frecuentes las incursiones de vehículos 4x4 empleados habitualmente por las organizaciones ilícitas de narcotraficantes y de tabaco de contrabando para el transporte de estas sustancias ilícitas, transitando al abrigo de las calles que conforman esta barriada linense.

El proyecto «permite la accesibilidad de personas a la playa para disfrute de los vecinos y visitantes» y es compatible con «la potenciación de las medidas de Seguridad que se están complementando desde hace meses en La Línea y el resto del Campo de Gibraltar».

Las barreras se colocarán de modo que sea mínimo el impacto visual, paisajístico y físico. Los obstáculos «tienen gran durabilidad y reducen al máximo la posibilidad de deterioro o rotura por parte de terceras personas».