SUCESOS

Medio centenar de personas apedrea a la Policía en La Línea tras un alijo de droga

Los agentes fueron agredidos mientras perseguían a dos personas que en la huída portaban un fardo de droga

CádizActualizado:

Medio centenar de personas ha tirado piedras a la Policía Nacional cuando detenía a un joven de 20 años tras un alijo en la playa de Levante en la Línea de la Concepción y se iniciara una persecución policial por la barriada de San Bernardo, en la que los agentes fueron increpados y objeto de lanzamiento de piedras y otros objetos. Una vez puesto a disposición judicial, se ha decretado el ingreso en prisión del detenido.

Según han indicado a Europa Press fuentes policiales, los hechos se produjeron cuando un indicativo de la Policía Nacional acudió a la zona del paseo de Levante alertado por el SIVE, en colaboración con la Guardia Civil, al estar produciéndose un alijo por parte de dos embarcaciones.

Cuando llegaron al lugar de los hechos pudieron observar que una gran cantidad de personas se dirigían hacia la orilla de la playa descargando fardos de arpillera con intención de volverlos a introducir en la embarcación, mientras que otro grupo introducía fardos ya desembarcados en viviendas ubicadas en la barriada de San Bernardo y otros emprendían la huida ante la presencia policial.

Así, los agentes comenzaron una persecución a pie, logrando alcanzar a uno de los huidos que portaba un fardo de hachís, por lo que fue detenido. Además, otros indicativos de la Policía personados en la zona lograron recuperar dos fardos más mientras que eran increpados por unas 50 personas que terminaron lanzándoles piedras y objetos contundentes, por lo que se solicitó la presencia de más refuerzos policiales, con Policía Local y Guardia Civil.

Finalmente, una vez asegurada la zona y comprobado que no había ningún fardo más de hachís, el detenido fue puesto a disposición judicial por un presunto delito de tráfico de droga.

Este suceso se produce en un mes en el que se han registrado numerosos casos de agresiones a policías en el ejercicio de su actividad de lucha contra el narcotráfico. Los insultos, las pedradas y las intimidaciones a los cuerpos y fuerzas de seguridad en este contexto son cada vez más frecuentes en el Campo de Gibraltar.

Las protestas de vecinos, colectivos ciudadanos y sindicatos a las administraciones públicas reclamando mayor dotación de personal y medios para luchar contra el narcotráfico y la seguridad en La Línea se han elevado, sobre todo después de la muerte de un policía local hace apenas unos días durante el ejercicio de su función. Estas reivindicaciones han derivado en un aumento de los medios de seguridad -ya prometidos hace tiempo por la Subdelegación del Gobierno- y que esta semana han empezado a llegar a La Línea.