El comisario Luis Esteban reflexiona sobre el narcotráfico en el Campo de Gibraltar.
El comisario Luis Esteban reflexiona sobre el narcotráfico en el Campo de Gibraltar. - EFE
NARCOTRÁFICO EN EL CAMPO DE GIBRALTAR

El comisario de Algeciras: «Vencer al narcotráfico no es tarea imposible»

«En Galicia se vivió esta lacra. Se pensaba que era imposible vencerla y descendió a cotas razonables. Aquí estamos en la misma línea»

AlgecirasActualizado:

El comisario de la Policía Nacional en Algeciras ha concedido una entrevista a EFE en la que analiza el problema del narcotráfico en el Campo de Gibraltar. Un problema que a su juicio no es nuevo, «se lleva larvando tres o cuatro décadas», apunta el agente.

Lo que es nuevo es el incremento de la violencia que emplean las redes del narcotráfico. El comisario lo achaca al fenómeno de los «vuelcos», como se conocen en el argot policial a los robos de droga entre las propias redes del narcotráfico. «Los que los hacen van armados, y eso obliga a todos los demás a armarse también», explica.

Hay otro factor que «paradójicamente» ha influido en el aumento de la violencia de las redes del narcotráfico en el Campo de Gibraltar, según el responsable policial. «Cada vez se decomisa más droga. En el Campo de Gibraltar en lo que va de año se ha decomisado la misma cantidad que se intervino en todo el año pasado. Y eso supone que los narcotraficantes entran en pérdidas, pueden asumir a lo mejor perder un 2 por ciento del material, pero no un diez 10 por ciento», explica.

Violencia sólo entre narcos y agentes

Por ello no dudan en enfrentarse violentamente a los agentes que van a interceptarles, incluso embistiendo los coches policiales. Ese «repunte» de la violencia del narcotráfico sólo afecta a los narcos y a los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que les persiguen.

Fuera de ese «submundo», afirma, la delincuencia en Algeciras no es mayor que en cualquier otra ciudad. «En el caso de Algeciras la estadística de delincuencia común es incluso mejor que la de la media nacional. Por Algeciras se puede pasear con total tranquilidad, como por Cuenca o Logroño».

«Fuera de este submundo, la estadística de delincuencia comín en Algeciras es mejor que la de la media nacional; se puede pasear con tranquilidad»

El comisario asegura que ahora, tras los distintos episodios vividos en la comarca que han dibujado escenas dignas de película, como el «rescate» de un narco detenido de un hospital de La Línea, se ha puesto «el foco mediático« en la zona, y con ello se tiende también «a magnificar episodios que pasan aquí« y que no están relacionados con el negocio ilegal.

Pasa también porque el narcotráfico ha tocado la vida de muchas personas de la zona. «En Algeciras hay mucha gente con antecedentes, y en ambientes marginales más«, asegura.

Nada que ver con el narcotráfico

Es lo que cree que ha pasado con el suceso de la muerte del niño de 9 años arrollado por una lancha semirrígida en la playa de Getares, cuyo piloto había cumplido una condena de dos años de prisión por narcotráfico y llevaba una embarcación que fue interceptada días antes con bidones de gasolina como los que se usan para surtir a las «narcolanchas«.

«No hubo una discusión con el padre del niño. Todas las partes implicadas y los testimonios dicen que no hubo discusión. Se saludaron. Por Internet circulan muchas cosas, pero las propias partes reconocen que sólo se saludaron», insiste el comisario.

«No hubo una discusión con el padre del niño arrollado.. Las partes implicadas y los testimonios dicen que no hubo discusión. Se saludaron»

Según el relato policial, el piloto llevaba desde minutos antes de este saludo haciendo maniobras temerarias, perdió el control y embistió la embarcación en la que estaban el niño, que falleció en el acto, y su padre, miembro del conocido como 'clan de los Pantoja' y que también cuenta con algún antecedente.

«El suceso de la lancha está absolutamente desligado del narcotráfico», insiste el comisario, que compara la relación a la que tendría que un hombre con antecedentes por violencia de género se saltara un semáforo en rojo con su coche y atropellara a una niña.

La Policía ha hecho «una pequeña labor de intermediación« para que no crezca ningún ánimo de venganza a consecuencia de la muerte del niño. «Pensamos que no va a haber venganza, hemos contactado, hablado y pulsado a las familias y creemos que no se van a salir las aguas de su cauce«, explica. La Policía ha reforzado de todas formas la presencia uniformada en distintos puntos de la ciudad para evitar cualquier posible altercado.

«Pensamos que no va a haber venganza. Hemos contactaco con las familias y creemos que las aguas no se van a salir de su cauce»

Que se desligue este suceso del narcotráfico no quiere decir, explica el comisario, que la situación de esta actividad ilícita en la comarca no sea «muy grave». «Claro que nos gustaría tener más medios. A mí y al comisario de Cuenca», dice tras reconocer que el Ministerio del Interior «está haciendo un esfuerzo notable», del que no quiere ofrecer datos «para no dar pistas».

«No se puede decir que no hay medios cuando se está luchando con éxito contra el narcotráfico, y se está dando una respuesta eficaz. las cifras están ahí», insiste.