cádiz

La plantilla de limpieza del Puerta del Mar amenaza con iniciar una huelga

La plantilla demanda que la concesionaria cumpla el convenio en vigor y que retire su propuesta de recortes en el nuevo

Actualizado:

Los trabajadores de limpieza del Hospital Puerta del Mar de Cádiz han decidido pasar definitivamente a la acción. Por ello, han avisado de que irán a la huelga a partir del próximo martes con carácter indefinido si antes no se atienden sus denuncias. Según han confirmado desde el comité de empresa, el paro ya está comunicado y hoy tienen previsto reunirse con la empresa concesionaria para establecer los servicios mínimos exigidos. También hoy, y al mismo tiempo que se mantenga dicho encuentro, otra parte de la plantilla realizará una manifestación a las puertas del centro hospitalario para volver a denunciar la «dramática e insoportable» situación en la que se encuentran.

La huelga establecida en un principio comenzaría por hacer paros de dos horas por turnos. De doce a dos de la tarde, de dos a cuatro, de diez de la noche hasta las doce y de doce a dos de la madrugada. Así hasta el día 2 de noviembre. A partir del 3, si no hay acuerdo, se extendería a las 24 horas. Los trabajadores demandan que la empresa cumpla con el convenio actual en vigor y «que retire la propuesta de recortes del nuevo convenio colectivo» que ahora negocian.

La plantilla denuncia la falta de personal y la sobrecarga de trabajo que eso les supone. Según sostiene el sindicato Autonomía Obrera, desde que la nueva empresa se hizo cargo de la gestión del servicio a principios de verano estos problemas han ido agravándose. «La situación es dramática. Las vacantes que se van produciendo no se están cubriendo ni tampoco las sustituciones de los permisos», mantiene José Martínez, delegado sindical.

Bajas sin cubrir

«Esto es insoportable para la plantilla. Al ritmo que trabajan no están aguantando». Según denuncian, desde que la UTE Lisan cogió la concesión, hace unos cinco meses, diez personas han recibido la incapacidad y otros cinco están en trámites. Lo que significa que un 10% de la plantilla se ha dado baja y «no ha sido cubierta». «En otro momento seguramente las trabajadoras (un 90% son mujeres) hubieran aguantado pero en esta situación en la que tienen que limpiar ellas solas toda una planta es imposible».

Para Autonomía Obrera «el culpable de esta situación es el SAS que adjudicó el servicio a un precio a la baja plenamente consciente de que conllevaría el recorte de la plantilla y de que sería inasumible. No era dinero suficiente para garantizar los derechos y el servicio». Según entienden, «la empresa es el verdugo pero quien ejecuta es el SAS. Están consiguiendo lo que ven que no van a poder conseguir con un ERE».

Contaminación

Como también sostiene Pedro Cañero, portavoz del comité de empresa por el mismo sindicato, «no se da abasto». «Cuando llegaron, lo primero que hicieron fue cargarse los contratos eventuales con los que se cubrían las bajas, las vacaciones de verano, sustituciones...», afirma.

Según mantiene la empresa culpa a la plantilla de dar un servicio de limpieza deficitario, «pero tener a solo una persona para que limpie entre 60 y 70 habitaciones es insuficiente». Y, además, advierten, arriesgado, ya que se habla de un centro hospitalario donde es preceptivo y obligatorio cumplir con una serie de protocolos de seguridad sanitaria.

En este sentido, la plantilla denuncia que no se están cumpliendo las reglas que buscan evitar la contaminación cruzada hospitalaria, es decir, la propagación de virus y bacterias de una a otra área. «Hay limpiadoras que pasan de una UCI a un quirófano o de limpiar un paritorio a neonatos, por ejemplo».

En una visita que hizo el pasado mes de julio a la provincia, el consejero de Salud, Aquilino Alonso, señaló que la Junta velaría por que se cumpliera el pliego de condiciones y advirtió de que al ser una empresa nueva era probable que tuviera problemas «puntuales». Aún así, aseguró que desde el SAS y los propios hospitales se comprobaría la veracidad de todas las denuncias para garantizar la calidad y seguridad del servicio.