zona franca

El alcalde de Cádiz se estrena con prudencia en la Zona Franca

Ignacio Romaní y Fran González serán los nuevos vocales del comité ejecutivo del recinto fiscal

El alcalde de Cádiz se estrena con prudencia en la Zona Franca

La Zona Franca ha celebrado hoy su primer pleno con José María González, alcalde de Cádiz, como nuevo presidente. El recinto fiscal tenía puntos importantes que aprobar como las cuentas para el próximo año y el nombramiento de los vocales que formarán parte del comité ejecutivo. El ambiente ha sido de «total consenso», como ha avanzado el delegado especial del Estado, Jorge Ramos, que ha agradecido la predisposición de los nuevos representantes que se han incorporado a los órganos de decisión del recinto fiscal. Por parte del Ayuntamiento se han sentado Ignacio Romaní, Fran González, David Navarro y Juan Manuel Pérez Dorao

En este primer encuentro no ha habido lugar a la confrontación política y se ha decidido que los vocales que se integrarán en el comité ejecutivo sean Ignacio Romaní, del Partido Popular y Fran González, del PSOE. Ramos ha resaltado que «ha sido una propuesta que ha elevado el propio alcalde». «Me parece que han sabido entender qué es Zona Franca y cuál es el papel que se pretende de todas las personas que componen el pleno, que no es otro que reforzar un proyecto que está despuntando hasta convertirse en un referente de la actividad económica de la ciudad», ha señalado.

La aprobación del presupuesto con el que contará la institución para el próximo año ha sido otro de los puntos en el que se ha puesto de manifiesto ese consenso, con doce votos a favor y una sola abstención. Esas cuentas recogen inversiones de 58,8 millones de euros que servirán para «continuar la labor iniciada con la compra de Altadis; El Fresno, en Los Barrios y todos aquellos proyectos que se incorporan de nueva ejecución», ha asegurado el delegado de la Zona Franca.

Durante la sesión plenaria ha habido tiempo para abordar cuestiones vinculadas exclusivamente a la capital gaditana, como es el caso de la compra de los locales y la primera planta de la Tribuba del Estadio Carranza. Jorge Ramos ha trasladado a los asistentes la intención de seguir adelante con esa operación, que ya estaba comprometida con el anterior equipo de Gobierno. Según ha señalado, «se llevará a cabo antes de que termine el año» y para cumplir ese plazo se trasladará la propuesta al comité ejecutivo en los próximos días.

El futuro de los terrenos de Altadis es otro de los asuntos sobre el que los nuevos vocales han mostrado interés y que sigue a la espera de algunos trámites administrativos que ya empiezan a completarse. El responsable de la Zona Franca ha asegurado que antes de lanzar la oferta pública para que las empresas puedan presentarse a ella es necesario que ese terreno sea anexionado al recinto fiscal y pueda beneficiarse de las ventajas del mismo. «Me consta que ya se han pedido informes a Aduanas de Cádiz y a la Agencia Tributaria y dentro de poco recibiremos la aprobación provisional para acometer las obras de integración».

Una vez realizadas se considerará como recinto fiscal los 500.000 metros cuadrados que ocupa actualmente tras la compra de los antiguos terrenos de Tabacalera. «Así se podrá hacer una oferta pública para que empresas y empresarios puedan venir a instalarse con todas las garantías para que puedan utilizar esas ventajas fiscales y aduaneras». Ramos ha garantizado que las compañías que se han interesado por ubicarse en estas instalaciones mantienen el interés, aunque sigue sin concretar cuáles son ni cuándo harán efectivo el desembarco.

Lo que no se ha abordado durante la sesión han sido los planes que la formación Por Cádiz sí se Puede incluyó en su programa electoral para un crecimiento industrial basado en las energías renovables. Jorge Ramos ha asegurado que «hoy no tocaba tratar el asunto», pero ha insistido en que habla «mucho» con el alcalde sobre el camino que debe de seguir la Zona Franca. En este sentido, ha apuntado que «él sabe como pienso y que soy hombre abierto al diálogo permanente y a la conversación fluida para buscar lo mejor para Cádiz».

Ya en San Juan de Dios y tras una comparecencia pública, el regidor José María González ha ironizado con que «ha sido un pleno más tranquilo que el del Consistorio». Según ha explicado «ha servido para calentar motores» y ha mostrado su conformidad con el camino que quieren tomar los responsables del recinto. A preguntas de los periodistas ha asegurado que «la Zona Franca debe reconvertirse en uno de los principales motores económicos de la ciudad», una aspiración que «hasta ahora no se había dado», ha criticado. También ha valorado su capacidad de crecimiento y ha asegurado que «siempre va a encontrar en el Ayuntamiento de Cádiz un aliado».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios