sanidad

Denuncian la saturación de las Urgencias del Puerta del Mar por el cierre de camas

Dos sindicatos advierten de que esa política de recortes en el Puerta del Mar está dejando a enfermos esperando más de un día en observación

Denuncian la saturación de las Urgencias del Puerta del Mar por el cierre de camas

Las secciones sindicales de Autonomía Obrera y la CGT en el hospital Puerta del Mar denuncian que un verano más la dirección del centro ha ordenado «elcierre masivo de camas que eufemísticamente acostumbran a encubrir bajo la denominación de reserva de camas»; una medida que estas organizaciones vinculan directamente con un aumento de la presión asistencial en Urgencias, que deriva en una saturación del servicio.

«Como todos los años tanto los responsables el SAS como la dirección del hospital se han lanzado a justificar esta medida con la absurda explicación del descenso de la demanda asistencial en estas fechas y otras excusas», señalan los dos sindicatos en un comunicado remitido a los medios.

Según las cifras que manejan estas organizaciones, en total han sido cerradas 72 camas cerradas en la segunda quincena de julio, y corresponden a las unidades de Cardiología, Traumatología y Neumología. «Justo la misma jornada del cierre de camas por la noche, ya comenzaron a surgir los primeros problemas graves de ingreso desde el área de Urgencias». Denuncian que numerosos pacientes se veían obligados a permanecer más de 24 horas en observación ante la inexistencia de camas libres.

Este desbordamiento, señalan los representantes de los trabajadores, propició que el centro adoptara medidas 'in extremis' antes «el colapso inmediato de la unidad de observación de urgencias». Así, señalan que se habilitaron cuatro camas adicionales en una sala lateral.

«Pero como siempre sucede en estos casos de habilitación repentina de una dependencia, sus condiciones de apertura siempre acaban resultando deficitarias. Así, las cuatro nuevas camas se han abierto sin monitores para controlar adecuadamente a los pacientes y sin el personal suficiente para atenderlos».

Traslados a centros privados

Los trabajadores advierten que estos cierres masivos tendrán como consecuencias «los horrendos ingresos urgentes en la sala de reanimación, las derivaciones de pacientes a centros de hospitalización privados y, cómo no, la peligrosa estrategia de las altas precipitadas en planta para dejar camas libres». Por todo ello, estas dos secciones sindicales exigen a la dirección del centro que «se abran inmediatamente todos los controles cerrados y se ponga fin de una vez a esta vergonzosa política de cierres de camas».

A raíz de esta denuncia, El secretario general del PP de Cádiz y diputado autonómico, Antonio Saldaña, ha pedido explicaciones al Gobierno de la Junta. En una nota, Saldaña recuerda que los populares ya alertaron de que los recortes se iban a agravar a partir del día 15.

En concreto, el secretario general del PP de Cádiz alerta del «cierre de la planta de Cardiología en el hospital gaditano por dos meses, reubicándose a los enfermos en otros servicios y cerrando camas».

Achaca esta medida a que «el SAS no está cubriendo al personal sanitario, lo que evidencia los recortes del Gobierno socialista en materia de salud», y reprocha que «pongan de excusa la ejecución de una obra para la que no hay presupuesto».

Plaga de chinches

Asimismo, cuestiona la limpieza del centro después de tener conocimiento de que «varios profesionales se han dado de baja por reacciones alérgicas por una plaga de chinches».

Según la información de la que dispone, dicho incidente se ha producido «en el dormitorio de los residentes que están de guardia» y acusa a la Administración andaluza de «no garantizar las condiciones higiénico-sanitarias necesarias para el correcto desarrollo de la labor de los profesionales sanitarios».

El dirigente 'popular' lamenta la situación de la sanidad gaditana y señala a la que, a su juicio, es la principal responsable: «la nefasta gestión y planificación del Gobierno socialista de Susana Díaz, marcada por los recortes y la improvisación». Por ello, exige a la presidenta de la Junta que «tome cartas en el asunto para garantizar un servicio sanitario de calidad».

Toda la actualidad en portada

comentarios