Reunión del Consejo de Seguridad de la ONU. / Afp

España regresa al Consejo de Seguridad de la ONU


Actualizado:

España ocupará por quinta vez en su historia un asiento del Consejo de Seguridad de la ONU durante el bienio 2015-2016. La candidatura española se ha impuesto esta tarde en una reñida elección a la de Turquía para lo que le hicieron falta hasta tres votaciones para alcanzar 132 de los 193 apoyos posibles, tres por encima de los dos tercios requeridos.

La victoria de España supone un espaldarazo para su imagen internacional y es fruto de un trabajo que se inició en 2005, cuando el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero anunció la intención de competir por un asiento en el Consejo para el periodo 2015-2016. El testigo lo recogió el Partido Popular a su llegada a la Moncloa en 2011. A lo largo del último año la Casa Real, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el Ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, han mantenido una intensa agenda exterior con el fin de recabar apoyos para la candidatura española.

Quedar fuera del que está considerado el máximo órgano del poder mundial en materia de paz y seguridad hubiera supuesto un duro mazazo para la imagen exterior de España, muy afectada ya tras más de seis años de crisis y de ser catalogada como uno de los estados enfermos de Europa. La victoria en esta votación, en cambio, devuelve al país a la primera línea de la esfera internacional.

Rajoy califica de «excelente» la entrada en la ONU

El presidente celebra desde Italia la "confianza de la comunidad interancional" en nuestro país El presidente del Gobierno ha celebrado desde Italia el logro de un asiento en el Consejo de Seguridad de la ONU. "Es una noticia excelente", ha valorado Mariano Rajoy en una declaración ante la prensa. El jefe del Ejecutivo interpreta en este movimiento que la comunidad internacional confía en España y ha destacado la importancia de estar en el "centro neurálgico" de todo lo que afecta a la paz y a la seguridad internacional.

Rajoy, que participa estos dos días en la Cumbre Europa-Asia que se celebra en Milán, ha asegurado sentirse orgulloso y satisfecho por revalidar la confianza que en el pasado se depositó en nuestro país. Además, ha garantizado que a partir del día 1 de enero España trabajará en defensa de "la ley, el orden, la paz y el respeto a los derechos humanos" y que procurará que la seguridad nacional e internacional sean cada vez mayores.

El jefe del Ejecutivo no ha admitido las preguntas de los periodistas y ha emplazado a la prensa a la rueda que mañana tendrá lugar en Milán tras el cierre de la cumbre.