Hace unos días aún se necesitaba sombrilla para refugiarse del sol. Ayer, aparecieron los primeros paraguas. / ÓSCAR CHAMORRO
Ciudadanos

Activada la alerta naranja por lluvia y fuertes vientos hoy en la provincia

Las precipitaciones vividas ayer en Cádiz serán constantes hasta mañana jueves, según la Agencia Estatal de Meteorología La situación mejorará con la llegada de un anticiclón el fin de semana

CÁDIZActualizado:

El descenso generalizado de las temperaturas así como las fuertes precipitaciones, de entre 20 y 25 litros por metro cuadrado en algunos puntos, y el aumento de la fuerza del viento serán constantes hasta «este jueves por la tarde», según explicó ayer el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Ángel Rivera. Tras la entrada por la vertiente atlántica del primer temporal atlántico del otoño -que en las próximas horas tocará el centro de la Península hasta llegar al Mediterráneo-, Rivera destacó que la inestabilidad atmosférica actual sigue «el comportamiento previsto».

Así, respecto a las temperaturas, habrá «un descenso generalizado» tanto de máximas como de mínimas, que registrarán entre 7 ú 8 grados de diferencia. El frente también está dejando intensas lluvias en algunos puntos, lo que «contribuirá a paliar la sequía» que sufre la Península. Además, Rivera vaticinó «un aumento de la fuerza del viento».

Cádiz en alerta

En el interior de la provincia de Cádiz, también hay alerta amarilla por lluvias, ya que podrían caer hasta 40 litros por metro cuadrado en 12 horas. Ayer ya cayeron las primeras gotas. O grandes chaparrones. A última hora de la tarde una tremenda tromba de agua comenzó a caer para sorpresa de los transeúntes sobre las calles de San Fernando. La intranquilidad se apoderó de los vecinos una vez más, sobre todo en aquellas zonas en las que sufrieron inundaciones el año pasado. Una de las más afectadas fue la de la barriada de Buen Pastor y san Onofre que cuentan con el inconveniente de estar padeciendo obras de mejoras que tienen levantadas las calles y muchas de ellas precisamente para modificar la red de pluviales. De hecho, las obras más importantes desarrolladas para evitar las inundaciones aún no han finalizado. Al agua hubo que sumar las fuertes rachas de viento que crearon algún que otros contratiempo especialmente al tráfico por la caída y movimiento de los contenedores de basura. En el caso de la Sierra las tormentas no hicieron acto de presencia hasta las 21.00 horas, comenzando a descargar en Bornos, Villamartín y Arcos. También en Chipiona se tuvieron que sacar los paraguas, aunque para refugiarse de un tímido chirimiri. Lo que sí sopló, y con virulencia, fue el viento, aunque no se precisó la intervención de los Bomberos.

La Aemet recordó que la situación será «inestable» hasta la tarde de hoy, y añadió que, de cara al fin de semana, la situación irá mejorando en toda España excepto en el norte.