Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |

Cádiz

CÁDIZ

El nuevo proyecto del restaurante estará ubicado finalmente en un amplio local bajo la plaza y los clientes podrán observar al mar a través de unas cristaleras La superficie abierta contará con una terraza y un velador para servir bebidas
El Ayuntamiento descarta la edificación del quiosco de la plaza de Santa María del Mar
PROTESTAS. Los vecinos crearon una plataforma ciudadana en mayo en contra de la edificación del restaurante. / E. MONCADA
El Ayuntamiento de Cádiz ha escuchado las reclamaciones realizadas por la Plataforma Salvemos a la plaza de Santa María del Mar (ciudadanos contra la privatización de la plaza), modificará el proyecto inicial de instalar un quiosco-restaurante de 260 metros cuadrados y de dos plantas acristaladas y trasladará su apertura al local ubicado bajo este espacio abierto. El ganador de la concesión por 15 años, el Grupo Grosso, deberá renunciar así al proyecto inicial del restaurante-mirador y atender a sus clientes en la planta de abajo. Sin embargo, los que acudan a este nuevo negocio hostelero podrán seguir disfrutando de vistas al mar, ya que la pretensión del Consistorio es que el local cuente con amplias cristaleras.

Además, en la plaza de Santa María del Mar el Grupo Grosso podrá instalar una terraza para los clientes, con de un velador para servir las bebidas. El nuevo proyecto también incluye la construcción de unas escaleras de acceso directo entre el restaurante y la plaza, para que los camareros puedan llevar los platos. El acceso estará protegido por una estructura de cristal, similar a las entradas que existen actualmente en los apeaderos de Renfe.

El proyecto primitivo, y que ha sido constantemente rechazado por la plataforma ciudadana, debería haberse comenzado a edificar el pasado mes de septiembre, con la pretensión de que en verano ya estuviese en funcionamiento.

Ahora habrá que esperar a la aprobación definitiva del proyecto para que pueda iniciarse la adecuación del local, la construcción de las escaleras y el acceso a los camareros y el velador, aunque previsiblemente no estará listo para la próxima época estival.

Esta variación también podría afectar al coste de la actuación, actualmente valorada en 600.000 euros, financiado al 50% por el Ayuntamiento de Cádiz.

Desde 2007

La junta de gobierno local aprobó el 19 de mayo de 2007 el proyecto para instalar tres nuevos quioscos en el cinturón de costa de la ciudad: la plaza de Santa María del Mar, La Caleta (en la entrada del castillo de Santa Catalina) y en el nuevo paseo de Puntales-La Paz. Las estructuras, diseñadas por los técnicos municipales, no representaban una barrera entre el mar y los paseantes, y al mismo tiempo resultaban agradables desde el punto de vista estético.

Los tres fueron sacados a concurso, saliendo ganador el Grupo Grosso y la empresa Sabor a Cádiz para los quioscos de Santa María del Mar y La Caleta, respectivamente, y quedando desierto el concurso para la gestión del ubicado en la barriada de La Paz.

Un año después, en mayo de 2008, la Demarcación de Costas dependiente del Ministerio de Medio Ambiente aprobó el proyecto presentado por el Ayuntamiento de Cádiz porque el terreno afectado no estaba dentro del dominio protegido por la ley. Fue entonces cuando el grupo municipal socialista denunció que la instalación de un restaurante-mirador de dos plantas sobrepasaba al menos tres límites en una zona calificada como lo está la plaza de Santa María del Mar: el de los 20 metros cuadrados de superficie, el de los 4,5 metros de altura máxima y el de que debe ser una estructura desmontable.

Incluso el PSOE amenazó con recurrir a la Dirección General de Inspección de la Consejería de Obras Públicas por permitir una construcción que está fuera de ordenación si el Consistorio aprobaba la licencia de obras. También Izquierda Unida se unió a la campaña contra la construcción del restaurante.

Desde el equipo de Gobierno se defendió que la construcción respetaba el Plan General de Ordenación Urbana, aunque finalmente anunció la reordenamiento del proyecto inicial del quiosco restaurante «para mejorar su uso público y hacerlo compatible con el hostelero».

Concentraciones

El 13 de mayo de este año, un centenar de personas se concentraron en la plaza de Santa María del Mar para impedir la construcción del restaurante-mirador, creándose entonces la Plataforma Salvemos a la plaza de Santa María del Mar (ciudadanos contra la privatización de la plaza). Los motivos de su rechazo al proyecto eran porque consideraban que la plaza era uso público y que, con la puesta en marcha del restaurante, perdería este valor, además de asegurar que se perdería el mirador actual.

Este grupo citó a los que apoyasen esta iniciativa todos los martes, a las 20.30 horas, en la plaza para protestar contra el proyecto municipal. Sin embargo, durante los meses de verano, la plataforma suspendió las concentraciones durante varias semanas.

Además, iniciaron una campaña de recogida de firmas que entregaron hace dos semanas en el Registro municipal. En total, en los últimos seis meses, han conseguido 3.739 rúbricas en contra de la construcción del restaurante. También han acudido a varias sesiones plenarias del Ayuntamiento para preguntar al equipo de Gobierno sobre el proyecto final.

Esta plataforma llegó a apoyar a los vecinos del barrio de La Viña, que también denunciaron la construcción del quiosco de la playa de La Caleta, en el acceso al Castillo de Santa Catalina. Este grupo vecinal pretendía que no se le concediese la licencia de apertura a la empresa Sabor a Cádiz.

Al final, la demanda vecinal parece haber tenido su efecto y el quiosco-restaurante que, según ellos rompía el impacto visual de la zona, no verá la luz.

mhuguet@lavozdigital.es
Videos de CADIZ
más videos [+]
CADIZ
Vocento
SarenetRSS