tribunales

Piden penas de hasta 9 años para una banda dedicada al narcotráfico

Los presuntos catorce miembros de esta red se sientan a partir del lunes en el banquillo de la Audiencia

m. almagro - Actualizado: Guardado en: Actualidad

La Audiencia Provincial de Cádiz sentará en el banquillo a partir del lunes a catorce miembros de una organización dedicada al tráfico de cocaína en la provincia para los que el Ministerio Fiscal pide penas de entre cinco y nueve años de cárcel.

Como recuerda el escrito de calificación, los hechos que ahora se juzgan tuvieron lugar durante 2012 cuando, tras las sospechas levantadas, los investigadores tuvieron el permiso por parte del juzgado de poder intervenir los teléfonos de varios de ellos.

De esta manera pudieron comprobar que los acusados, F. R. y V. C. se dedicaban a la distribución de cocaína por varias localidades de la Bahía de Cádiz, ya que mantenía conversaciones con personas que adquirían «cantidades de cierta importancia para su posterior reventa». Concertaban citas para entregar la sustancia estupefaciente, en unas ocasiones, y para cobrar su precio en otras, además de para comentar la calidad de la mercancía.

Los agentes pudieron comprobar que la droga la compraban en Madrid, a través de otro de los acusados, F. I., miembro también de la supuesta organización. F. R. se desplazaba hacia Madrid con la ayuda de otros dos acusados que eran los encargados de suministrar el transporte y de camuflarla para no ser detectados.

Cuando la mercancía estaba ya en la provincia, se distribuía con la ayuda de otros dos contactos más a los que una vez vendida se les requería el dinero para viajar de nuevo a Madrid a por otra partida. Además, mantenían relación con otros dos clientes que, a su vez, vendían a otros.

Tras recaudar el dinero, en mayo de 2012, los agentes interceptaron varias llamadas en las que se informaba de un nuevo viaje a Madrid. Uno de los acusados se dirigió a Sanlúcar desde donde salieron hacia la capital, tres de ellos con dos coches. Uno de estos vehículos haría de lanzadera para detectar posibles controles policiales en el camino de vuelta.

Fue en el regreso de ese viaje, cuando ambos coches fueron interceptados en la autopista Cádiz-Sevilla, a la altura de Lebrija. Transportaban 4.922 gramos de cocaína que en el mercado hubiera alcanzado un valor de 168.000 euros.

Pero, lejos de dejar el 'negocio', tras estas tres detenciones más otra del que suministraba en Madrid, los contactos que tenían siguieron traficando por lo que fueron detenidos y ahora se sientan todos en el banquillo.

La Fiscalía pide para todos penas que oscilan entre los nueve y los cinco años de cárcel por delito contra la salud pública y multas que llegan hasta el medio millón de euros. Las penas máximas son para cinco de ellos por agravante de reincidencia.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios