conflicto de delphi

La empresa instalada en Delphi denuncia a la administración concursal

Redelsur tensa el conflicto al considerar abusivas clausulas del contrato de arrendamiento

La empresa instalada en Delphi denuncia a la administración concursal
elena martos - Cádiz - Actualizado: Guardado en: Actualidad

El fiasco que ha resultado el único proyecto puesto en marcha en la antigua factoría de Delphi va camino de convertirse en un conflicto enquistado. La empresa Redelsur, que tiene alquilada una de las naves para desarrollar una planta de reciclaje de aceites e hidrocarburos, ha terminado por denunciar a los administradores concursales. Lo ha hecho hoy ante la Comisaría Provincial de Cádiz, presentado como prueba los contratos firmados de arrendamiento y asesoramiento que, a juicio de sus responsables, incluyen cláusulas ilegales.

Desde que la Guardia Civil precintara las instalaciones el pasado 14 de septiembre al detectar un vertido de hidrocarburos, la compañía ha difundido una serie de críticas, tanto hacia sus administradores concursales como a la propia Consejería de Medio Ambiente de la Junta. De hecho, la primera denuncia la interpuso contra la administración autonómica hace justo una semana y ahora ha decidido hacer lo propio con los gestores concursales.

Concretamente, el responsable de la empresa, Antonio Moreno, considera «ilegal» una clausula del acuerdo que, según recoge la denuncia a la que ha tenido acceso LA VOZ, «obliga a la contratación» de un profesional determinado para prestar servicios de asesoría y tramitación. De la misma forma, considera irregular otra de las cláusulas por la que, como se incluye en la denuncia, la administración concursal solo abonaría hasta 30.000 euros en caso de que apareciera algún tipo de contaminación. El empresario señala que «la pusieron a sabiendas de que había un vertido como demuestra el estudio de suelo presentado ante la Consejería de Medio Ambiente en 2008».

También acusa a los administradores concursales de no haber presentado toda la documentación pertinente ante el Ayuntamiento de Puerto Real como es el proyecto de parcelación de la zona, un estudio de detalle y un plan urbanístico, que le fue requerido en octubre de 2014, justo después de que se anunciara la puesta en marcha del proyecto. El gerente de Redelsur reconoce en la denuncia que desde el pasado marzo no abona los honorarios que recoge el contrato de asesoramiento fiscal, con lo que no se ha terminado de formalizar ese trámite administrativo.

Es por eso que arremete contra los gestores: «esta administración concursal nos ha estado coaccionando, chantajeando y está prevaricando. Nos sentimos acosados y estafados por el tema de la contaminación de suelo y nos está causando un daño irreparable por los retrasos en la apertura de las instalaciones», indica el documento. De la misma forma, aseguran que llevan gastados casi un millón de euros y aún no cuentan con todos los permisos.

Una vez judicializado, la resolución del conflicto se puede dilatar en exceso. Hay que tener en cuenta que la Junta ha abierto un expediente a la empresa y ha llevado el casi ante la Fiscalía, al considerar que la empresa ha realizado un «incumplimiento flagrante de sus obligaciones en las instalaciones que tenía encomendadas», como avanzó el consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, la semana pasada.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios