empresa

Redelsur denuncia a la Junta por un presunto delito continuado contra el medio ambiente

Actualizado:

La empresa Redelsur ha presentado en la Comisaría Nacional de Policía una denuncia contra la Consejería de Medio Ambiente por un presunto delito continuado contra el medio ambiente por supuesta dejadez en sus funciones y ha anunciado que presentará una querella por daños y perjuicios «por falsas acusaciones a sabiendas de que eran falsas».

En la denuncia a la que ha tenido acceso Europa Press, Redelsur señala que en julio de 2014 alquiló con opción a compra una parte de las antiguas instalaciones de Delphi y durante el año transcurrido no han parado de llevarse «sorpresas por las formas en que fueron cerradas las instalaciones» y que han «tenido que callar para no tener enfrentamientos con la Consejería de Medio Ambiente».

Así, argumenta que «las instalaciones son consideradas potencialmente contaminantes y fueron cerradas sin descontaminar», así como que «al no ser limpiado y desgasificado los depósitos que habían contenido hidrocarburos durante todos estos años las instalaciones han estado sometidas a cualquier explosión e incendio con riesgo para las personas y la zona».

Igualmente, Redelsur argumenta en su denuncia que «el sistema de alcantirallado de oleosos, que son el 90 por ciento de las instalaciones adquiridas, lo dejaron sucio, atascado y lleno de hidrocarburos», lo cual «ha estado provocando inundaciones y vertidos de hidrocarburos a otras redes de alcantarillado como son los sanitarios y pluviales».

Además, asegura en la denuncia que «abandonaron toneladas de residuos de hidrocarburos que contenían varios fosos de las instalaciones que han provocado graves derrames de hidrocarburos por todas las instalaciones cuando se producían las inundaciones».

Redelsur manifiesta en la denuncia que «a pesar de tener un estudio de suelo desde el año 2008 que entrega la administración concursal a la Consejería de Medio Ambiente en el que salen tres contaminaciones en las instalaciones, la Consejería no hace actuación alguna». En este sentido, añade que una de esas zonas que salía contaminada estaba en la zona adquirida por Redelsur.

Desastre medioambiental

En la denuncia interpuesta la Comisaría, Redelsur señala que cuando son adquiridas las instalaciones, en una visita de cortesía junto con la Consejería, descubren que había habido, cuando Delphi estaba abierto, «una fuga de ácido y se había comido el suelo por debajo del hormigón, así como parte de una tubería de alcantarillado de oleosos».

Así, añade en la denuncia que Redelsur parte el suelo para reparar esa tubería, «nos encontramos el mayor desastre medio ambiental que se ha producido en la Bahía», ya que «durante no se sabe cuántos años se ha estado vertiendo hidrocarburos al subsuelo».

En este sentido, explica que a la tubería de alcantarillado de oleosos le faltaba un pedazo y «al estar el alcantarillado lleno de hidrocarburos, porque no fueron ni vaciados ni limpiados, no ha dejado de verter durante al menos los ocho años que lleva Delphi cerrado».

«Allí había dos piscinas y salía para el exterior toneladas y toneladas de hidrocarburos, contaminando millones de litros de agua subterráneas cada vez que subía y bajaba la marea, ya que el nivel freático está a 20 centímetros del suelo», asegura Redelsur en su denuncia.

Finalmente, Redelsur concluye que se sienten «estafados», ya que la Consejería «no comunica que hay contaminación en el suelo hasta unos meses después de ser adquirida la propiedad, aún habiendo tenido reuniones anteriores, y tampoco ese suelo constaba en el registro de la propiedad como suelo contaminado».