TURISMO

Los mejores castillos para visitar en la provincia de Cádiz

Actualizado:

Algunos de los tesoros que han sobrevivido al paso del tiempo

1234567891011
  1. Santa Catalina en Cádiz

    Castillo de Santa Catalina
    Castillo de Santa Catalina

    El sistema defensivo gaditano está compuesto de robustas murallas y baluartes que rodean el perímetro urbano casi totalmente. La defensa del conocido como Frente de la Caleta arranca en el Castillo de Santa Catalina, una construcción que lleva el sello de Cristóbal de Rojas, un destacado ingeniero real que sin embargo no logró ver finalizado su trabajo pues falleció antes de rematar esta obra.

    El origen del castillo está en la toma y saqueo de Cádiz por el conde de Essex y que provoca que el rey Felipe II ordene levantar una fortaleza en un paraje adecuado para mejorar la defensa de la ciudad, allá por el año 1598. Santa Catalina tiene una singular planta pentagonal con forma de estrella de tres puntas (en la parte que mira al mar) y cuenta con dos semibaluartes con un foso en la vertiente de tierra. En el centro, una puerta cuyo rastrillo proviene del que tenía la Puerta del Mar o Arco del Pópulo y que fue reutilizado aquí.

    Santa Catalina fue prisión militar y actualmente es un centro cultural dedicado a exposiciones y conciertos por lo que está abierto para visitas. Entre los datos curiosos, Santa Catalina aparece en películas como 'Alatriste' cuando las tropas españolas desembarcan en La Caleta de 1625 tras luchar en Flandes y 'Muere otro día' de la saga de James Bond, con la sensual escena de Halle Berry saliendo del agua con un llamativo bikini anaranjado.

    Horario: Lunes a domingos de 11.00 a 19.30h. Verano de lunes a domingo de 11.00 a 20.30h. Días de concierto, horario de cierre sujeto a cambios. Entrada a consultar. Más información, aquí.

  2. Castillo de Santiago en Sanlúcar

    Castillo de Santiago en Sanlúcar
    Castillo de Santiago en Sanlúcar

    Este castillo de estilo gótico fue construido por el Duque de Medina Sidonia, Enrique Pérez de Guzmán y Fonseca llamado también el Magnífico en el siglo XV. Está ubicado en la parte más alta de la ciudad, es una imponente fortaleza de planta cuadrada con torres también cuadradas que sirvió para dejar constancia del poderío de sus propietarios.

    Funcionó como fortaleza ducal y por él pasaron personajes ilustres que recalaban en Sanlúcar por su posición de puerto de salida hacia el Atlántico, desde Isabel La Católica (de quien se dice que vio por vez primera el mar desde el castillo) hasta Colón que durmió en él antes de zarpar desde la ciudad para uno de sus viajes, según algunos historiadores.

  3. Castillo de San Marcos en El Puerto

    Castillo de San Marcos en El Puerto
    Castillo de San Marcos en El Puerto

    El castillo de San Marcos es el nombre que recibió la iglesia de Santa María, a partir del siglo SXIV. Originariamente se erigió como una mezquita árabe pero sus cimientos están construidos sobre sillares y columnas romanas. De esta primera etapa se conservan el muro de la quibla y el mihrab.

    La segunda etapa del edificio, alrededor del SXIII, se corresponde con su transformación en santuario cristiano y está vinculada a la conquista castellana de la zona por Alfonso X quien en sus famosas 'Cantigas del Rey Sabio' ya hace mención a su edificación.

    El edificio adoptó la forma de un recinto rectangular flanqueado por ocho torres, cuatro torres altas y otras tantas más bajas, rematadas por almenas en picos. El conjunto se rodea de una muralla o cerca no muy alta. En la construcción del castillo se emplearon materiales procedente de otras edificaciones anteriores pero destaca el uso de piedra labrada y ladrillo.

    La otra gran transformación se produjo a fines del siglo XV cuando se acometieron nuevas obras de reforma a cargo del duque de Medinaceli, Luis de la Cerda.

    El castillo de San Marcos, declarado Bien de Interés Cultural desde 1920, guarda entre sus muros la imagen gótica de Santa María de España.

  4. Sancti Petri en San Fernando

    Sus orígenes están unidos al templo fenicio de Hércules-Melkart y siempre han estado asociados a la mitología. Melkart era una divinidad vinculada a la fundación de ciudades, pero también era regente de la navegación y del comercio. El historiador Estrabón recoge que los fenicios partieron de Tiro y Sidón para fundar un establecimiento en las columnas de Hércules y que tras dos intentos fallidos donde los sacrificios efectuados a los dioses no fueron favorables (el primero posiblemente en Sexi-Almuñécar y posteriormente en Huelva), fundaron en un tercer intento este santuario.

    El carácter oracular del templo se refuerza con la costumbre de los generales romanos que se acercaban al templo para rendir pleitesía al dios. Acudirían personajes famosos como el cartaginés Amílcar, su hijo Aníbal, Julio César y Pitias.

    La torre-atalaya que existe en la actualidad es de planta cuadrada y ha sufrido varias reformas pero su origen es del SXVI. El castillo está situado en un extremo de la isla y es una fortaleza de traza irregular perteneciente en su mayor parte al SXVIII. Este islote resistido ataques de berberiscos, ingleses y fue bombardeado por las tropas francesas durante la Guerra de la Independencia. Formaba parte de la línea de fortificaciones que protegía la entrada del Caño de Sancti Petri junto a las baterías defensivas de la Punta del Boquerón.

    Las salidas a la isla de Sancti Petri se realizan desde el Puerto Deportivo de Sancti Petri donde puede tomar un barco o alquilar un kayak. Otra opción es la de llegar a la isla por medios propios. Los lunes, el acceso al Castillo de Sancti Petri es gratuito.

  5. San Romualdo en San Fernando

    San Romualdo en San Fernando
    San Romualdo en San Fernando

    Son pocos los datos sobre el origen de este castillo fechado en la primera mitad del siglo XIV y que se encuentra a medio camino entre convento y fortaleza. De planta rectangular y gruesos muros destacan las torres de los ángulos. Consta de un patio central al que dan distintas celdas . Los muros lisos y macizos están realizados con argamasa y ladrillos.

    Las obras de rehabilitación del Castillo de San Romualdo, que han durado más de una década, ya están prácticamente finalizadas y la intención es sus puertas se abran esta Semana Santa. El espacio se empleará para eventos y actos culturales.

  6. Castillo de Guzmán 'El Bueno' en Tarifa

    Castillo de Guzmán 'El Bueno'
    Castillo de Guzmán 'El Bueno'

    El castillo de Guzmán 'El Bueno' ha sido testigo de los asedios a los que ha sido sometida Tarifa a lo largo de su historia. Data del año 960 cuando fue construido por orden del califa Abderramán III.

    Se localiza al sur de la población sobre un promontorio en la misma línea de costa dominando tanto las playas como el interior. Su emplazamiento es una defensa natural que se ha visto reforzada con la edificación del castillo y el recinto amurallado. El gran torreón octogonal anexo al castillo tiene fue escenario del legendario gesto de Guzmán que fue capaz de sacrificar a su hijo antes que rendir la fortaleza.

    Según se recoge Alonso Pérez de Guzmán, entre lágrimas, desenvainó su cuchillo y lo lanzó desde la almena de la torre albarrana del castillo para que los traidores asesinaran a su hijo puesto que no iba a rendir la plaza. «No he engendrado hijo para que vaya contra mi tierra; antes lo engendré para mi patria, para que vaya contra los enemigos de ella»

    El sacrificio de Guzmán corrió como la pólvora y pronto llegó a oídos del rey Sancho, que le envió una carta en agradecimiento y le puso el sobrenombre de 'Bueno'.

    El castillo de Tarifa también sirvió de cuartel para las tropas hispano-británicas que defendieron Tarifa del ejército francés durante la Guerra de la Independencia(1811-1812). En 1949 fue declarado Bien de Interés Cultural. Ofrece unas espectaculares vistas sobre el Estrecho con Africa al fondo.

  7. Castillo de Fatetar en Espera

    Castillo de Fatetar en Espera
    Castillo de Fatetar en Espera

    El castillo de Espera también es conocido como fortaleza de Fatetar, se sitúa sobre un cerro que tiene su mismo nombre. Su origen es incierto ya que en origen pudo ser un observatorio astronómico o tal vez un templo. Con el paso de los tiempos este enclave fue sucesivamente reforzado pero los cimientos de castillo pueden ser de origen romano. Visigodos y musulmanes también lo ocuparon hasta la conquista de cristiana de Alfonso X.

    El castillo conserva parte de su muralla, la torre del homenaje y los aljibes. Fue declarado Bien de Interés Cultural en 1949.

  8. Castillo de Olvera

    La inconfundible silueta del castillo de Olvera destaca en la Sierra de Cádiz. Edificado en una roca a 623 metros, esta fortaleza de la época nazarí (SXII) tiene una planta irregular con forma de triángulo alargado que se adapta a la forma de la peña.

    Se conservan en buen estado la torre de homenaje, murallas y algunos de los torreones aunque ha sufrido numerosas remodelaciones desde su toma por las tropas castellanas. Formó parte del sistema defensivo del reino nazarí de Granada. En 1958 fue declarado Bien de Interés Cultural.

  9. Castillo de Arcos

    Castillo de Arcos
    Castillo de Arcos

    Arcos se asienta sobre una enorme peña y está bañado por el río Guadalete. En los tiempos de dominio musulmán desempeñó un importante papel en la defensa de Jerez por su magnífico emplazamiento. Su primera construcción es anterior al siglo XI y fue un alcázar militar durante la época musulmana hasta que Alfonso X el Sabio lo reconquistó. Tras la invasión cristiana se convirtió en la residencia de los duques de Arcos.

    El castillo sufrió a mediados del siglo XVIII el terremoto de Lisboa y padeció la ocupación francesa durante la Guerra de Independencia que propició que la fortificación se trasformara en cuartel. Posteriormente tuvo que resistir a la quiebra de los Duques de Osuna (propietarios del castillo hasta la segunda mitad del siglo XIX) y la subasta pública de 1922 que permitió a la hija de un bodeguero inglés de Jerez instalarse en la fortaleza. Este castillo de titularidad privada es actualmente propiedad del Marqués de Tamarón y ha sido abierto al público aunque con visitas restringidas. Hoy las magníficas torres y altas murallas destacan por encima de las casas de Arcos.


    View on YouTube

    Vídeo aéreo de Arcos de la Frontera, grabado y editado íntegramente por Alfonso Carrillo y María de la Orden. Contacto: info@cadizmedia.com

  10. Castillo de Castellar

    Castillo de Castellar
    Castillo de Castellar

    Castellar hace honor a su nombre, lugar del castillo. La localidad entre riscos y de perfil poderoso deja adivinar la actividad guerrera de esta villa serrana. La fortificación, que domina la bahía hasta el Peñón de Gibraltar, fue uno de los castillos mejor amurallados porque tuvo que ser soportar las luchas de frontera entre los cristianos de Jerez y nazarís del Reino de Granada. Fue declarado monumento histórico artístico en 1963.

    El Conjunto Histórico se encuentra completamente encerrado en una fortaleza. Conserva un marcado carácter medieval con calles sinuosas y encaladas.

  11. Castillo de Medina Sidonia

    Castillo de Castellar
    Castillo de Castellar

    Este castillo de la comarca de La Janda corona la ciudad de Medina Sidonia y tiene una vistas espectaculares a la campiña gaditana, la Sierra de Grazalema, el Parque Natural de los Alcornocales, la Bahía de Cádiz y del Estrecho.

    La fortificación es una suma de asentamientos pues se han encontrado restos datados en el Bronce Final, como puntas de flechas y un vaso de libaciones fenicio (actualmente expuestos en el Museo Arqueológico Municipal). También se han datado restos de un 'Castellum' militar romano del siglo II a.C. y hay vestigios de una Fortaleza Andalusí de época Almorávide, siglos XI-XIII.

    Tras la conquista cristiana de la ciudad en 1264, el II Duque de Medina Sidonia, Don Enrique de Guzmán, manda a construir una nueva fortaleza en el siglo XV. Durante los siglos XVII y XVIII el castillo se utilizó como cantera para la fábrica de nuevos inmuebles en la localidad. Pero no sería el fin de esta increíble fortaleza, ya que durante la ocupación Napoleónica 1810 a 1812, se reconstruyen los restos que quedaban del anterior castillo medieval.

    Esta abierto al público todos los días y en el se pueden adquirir las entradas para visitar todo el Conjunto Monumental de Medina Sidonia. Más información, aquí