Atlético

Kranevitter, traspasado al Zenit ruso

El centrocampista argentino se despide habiendo jugado solo once partidos oficiales como rojiblanco

Kranevitter, el día de su presentación con el Atlético de Madrid
Kranevitter, el día de su presentación con el Atlético de Madrid - EFE
EFE - Actualizado: Guardado en:

El centrocampista argentino Matías Kranevitter iniciará una nueva aventura en el líder de la Liga rusa, el Zenit de San Petersburgo, tras una etapa fallida por España, sin consolidarse ni en el Atlético de Madrid, con sólo once partidos, ni en su cesión al Sevilla y ahora como descarte del equipo madrileño.

De vuelta al club rojiblanco este verano, el medio ha hecho la pretemporada con el Atlético y ha jugado dos encuentros amistosos, el último el pasado miércoles en la final de la Copa Audi en Múnich frente al Liverpool, pero no ha logrado un sitio en la plantilla de su compatriota Diego Simeone para el nuevo curso.

Ni siquiera la limitación de la sanción de la FIFA que prohíbe inscribir fichajes en este mercado veraniego al equipo madrileño ha dado la permanencia en el Atlético al centrocampista, con el puesto de medio centro cubierto con Gabi, Saúl y Augusto Fernández más las alternativas de Koke y Thomas.

De hecho, Simeone le ha situado como improvisado central en muchos de los entrenamientos para completar los equipos, fuera de la posición natural de un jugador que, a sus 24 años, emprenderá ahora otro reto en Rusia, con el Zenit, actual líder de la Liga de su país y participante en la Liga Europa, donde afronta la última previa.

Desde finales de la pasada semana en San Petersburgo para pasar reconocimiento y formalizar su traspaso desde el Atlético al Zenit, al que ya vio el domingo golear al Spartak desde la grada, este martes completó su salida de la Liga española después de un año y medio en el que nunca encontró la titularidad ni la continuidad.

No lo hizo en el Atlético en la segunda parte de la temporada 2015-16. Aún en el River Plate el primer semestre de aquel curso, cedido por el club madrileño hasta que disputó el Mundial de Clubes, llegó al equipo rojiblanco como refuerzo en enero y debutó en cuanto estuvo disponible, contra el Rayo Vallecano el 6 de enero de 2016 en la Copa del Rey, pero luego fue un suplente habitual de Simeone.

De ese estreno al 28 de mayo de ese mismo año, cuando fue uno de los descartes de la convocatoria del técnico para la final de la Liga de Campeones contra el Real Madrid en el estadio San Siro de Milán, Kranevitter disputó once partidos, cinco de titular, con 567 minutos y un papel secundario en el esquema del técnico.

Para la temporada 2016-17 fue cedido al Sevilla. Necesitaba minutos el futbolista para completar su adaptación al ritmo del campeonato español y regresar después al Atlético, pero en la ciudad andaluza, a las órdenes de su compatriota Jorge Sampaoli, tampoco consiguió la anhelada consolidación ni el protagonismo que buscaba.

En total, Kranevitter disputó 32 choques entre todas las competiciones en su año de cesión al Sevilla, 21 como titular, antes de volver al Atlético, del que sale ya definitivamente este verano, traspasado al Zenit y con sólo once partidos en el equipo entrenado por Simeone desde su fichaje por él en 2015.

Es el noveno movimiento de salida del equipo rojiblanco en este verano, después de la retirada de Tiago, ahora asistente del cuerpo técnico; de la rescisión de contrato de Cerci, de las cesiones a otros clubes de Moreira (Braga), Diogo Jota (Wolwerhampton), Velázquez (Getafe) y Mensah (Kasimpapa) y de los traspasos de Santos Borré (River Plate) y Javi Manquillo (Newcastle).

Toda la actualidad en portada

comentarios