Atlético-Real Madrid Simeone: «El Madrid fue mejor mucho tiempo, ahora competimos a la par»

El técnico argentino apela al trabajo y a la insistencia como las claves para volver a ser un equipo incómodo para los blancos

Diego Simeone, durante la rueda de prensa en el Calderón - EFE

Diego Simeone no es ajeno a lo que el Atlético-Real Madrid de este sábado significa. El técnico argentino compareció este viernes en la previa del derbi, y lo hizo en el Vicente Calderón y no en la Ciudad Deportiva de Majadahonda, como es habitual. Al coliseo rojiblanco se trasladan los días de previa de los partidos grandes. Y el del sábado lo es. Se comprobó también por la multitudinaria presencia de periodistas en una abarrotada sala de prensa que sacó dos conclusiones. La primera, que el técnico argentino no está dispuesto a dar ni una sola pista al rival sobre los once hombres que planea poner en el campo. Y dos, que pese al respeto que se le tiene al Madrid (insistió en un par de ocasiones en los 28 partidos sin perder de los de Zidane), se ven capacitados para plantarles cara y dominar el partido.

Respecto al once, Simeone fue tremendamente esquivo. No confirmó a Griezmann ni tampoco a su acompañante en la delantera. Ironizó con la posición de Koke: «Pivote, banda derecha, segundo delantero... Puede jugar de tantas cosas...». Y tampoco desveló si apostará por un centro del campo ofensivo o de contención: «Cada jugador nos puede servir en determinados momentos del partido».

De lo que sí habló mucho Simeone fue del Madrid. Recordó su racha, la categoría y las características de sus jugadores y dio la razón a Zidane: «Salgan los jugadores que salgan no hay dos formas de jugar. No cambiarán de estilo».

Preguntado por los motivos de la resurreción del Atlético en los derbis, que coincide con su llegada al banquillo, el técnico argentino solo dio una clave: «Insistir y trabajar. Hubo mucho tiempo que fueron mucho mejor que nosotros, y ahora competimos a la par de ellos porque sabemos nuestra virtudes y nuestros defectos».

Por último, tuvo tiempo para recordar la importancia emocional del partido: «Debemos interpretar lo que significa jugar el último partido de Liga contra el eterno rival en nuestra casa. Después, estar a seis o nueve puntos no es relevante».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios