Atlético-Real Madrid El último derbi en el Calderón

Después de medio siglo de historia y cientos de anécdotas, el estadio rojiblanco vivirá el sábado el duelo más emotivo entre Atlético y Real Madrid

Celebración de un gol en el Vicente Calderón
Celebración de un gol en el Vicente Calderón

Uu zapatazo potente y seco de Juan Vizcaíno desde la frontal sorprendía a Paco Buyo y provocaba una espectacular avalancha en el fondo sur, la llamativa y peligrosa forma de celebrar los goles que se estilaba en el Vicente Calderón hace dos décadas. Aquella noche gélida del 4 de enero de 1992, la afición rojiblanca aplaudía el tanto más rápido del Atlético ante el Real Madrid en un partido disputado en un estadio que mañana, medio siglo después de su inauguración, acogerá su último derbi de Liga.

Los años pasan, la pasión que genera el derbi de la capital permanece inalterable. Es un partido diferente, la primera fecha que todos los aficionados rojiblancos buscan cada verano cuando se publica el calendario de Liga. Un encuentro que desata emociones en ambas ceras de la ciudad y que esta temporada resulta aún más especial para la parroquia delAtlético. Sobre el mismo césped en el que los goles de los idolatrados Adelardo, Luis Aragonés, Peiró, Gárate, Futre o Pantic hicieron vibrar a la pasional hinchada rojiblanca, Diego Simeone y sus muchachos pondrán mañana un punto y aparte en la historia de los enfrentamientos ante el Real Madrid. El de la próxima campaña ya se jugará en el nuevo estadio y vencer al eterno rival en «la última noche de derbi en el Calderón» supone un plus de motivación. «No hace falta decir lo que significa un derbi. Además, siendo el último aquí, hace que todavía sea más especial», explicaba hace unos días el capitán Gabi. También para el conjunto blanco, que domina en las estadísticas: ha vencido en 22 de los 48 partidos de Liga celebrados a orillas del Manzanares.

Empate en la primera cita

El Atlético prepara ya la mudanza como en 1966, el año en el que abandonó el Metropolitano para instalarse en su actual casa, Estadio del Manzanares hasta 1971 y Vicente Calderón a partir de entonces. Cincuenta años de historia de un recinto que se perdió dos derbis por el descenso de los rojiblancos en la temporada 1999-2000. Un jugador atlético, Enrique Cardona, aparece en la hemeroteca como el primer goleador en un partido de máxima rivalidad. Fue el 16 de abril de 1967, la temporada de la apertura de un campo en el que el Atlético ha vencido solo nueve enfrentamientos. Con Otto Gloria como entrenador, marcaba a los ocho minutos aunque el «derbi del estreno» terminó en tablas (2-2). Los locales jugaron con San Román, Colo, Griffa, Rivilla, Glaría, Martínez Jayo, Armando Ufarte, Cardona, Urtiaga, Adelardo y Collar. En el primer once del Real Madrid aparecieron Betancort, Calpe, Pachín, Miera, Zunzunegui, Zoco, Serena, Amancio, Grosso, Pirri y Veloso. En el banquillo , Miguel Muñoz.

Desde aquel día, la historia del derbi en el Calderón ha estado decorada por 138 goles más. Algunos más rápidos incluso que el marcado por Juan Vizcaíno a Buyo en 1992. En un enfrentamiento repleto de anécdotas y polémicas, resulta curioso que, en la temporada 2007-08, un jugador criado en las categorías inferiores de los rojiblancos, Raúl González, viera puerta a los 31 segundos. Sorprendentemente, solo un curso después, Van Nistelroy era más precoz y rebajaba en un segundo el gol más rápido de los derbis celebrados en este recinto.

En una cita tan especial como la de este sábado, se colgará el cartel de no hay entradas. La expectación se ha desatado y la reventa ha comenzado a funcionar. Nadie se quiere perder la despedida ante el Madrid y hasta la capital se desplazarán peñas de toda España. También representantes de alguna de las agrupaciones que el conjunto madrileño tiene por todo el mundo.

ConDiego Simeone en el banquillo, el derbi se ha igualado después de más de una década de color blanco. El Atlético vencía 3-1 en la temporada 1998-99 y hasta el curso 2014-15, conel argentino al mando, no volvía a conseguir el premio gordo ante el Madrid. Quince años sin vencer en casa, la peor racha de la historia, cortada con una goleada (4-0) que igualó el resultado más amplio firmado por los rojiblancos en un Vicente Calderón que mañana volverá a derramar pasión.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios