Atlético-Granada Conexión gala ante el colista

Griezmann y Gameiro ponen a prueba en el Atlético su buena sintonía con Francia

Griezmann y Gameiro, en el último partido liguero ante el Valencia - ATM

No hace tanto, los días festivos del Atlético, los dedicados a conmemorar cualquier fecha importante, solían terminar en desastre deportivo. Mucho confeti en la grada y sonoras derrotas sobre el césped. Ante el Granada los rojiblancos celebran el Día de las Peñas. Y claro, el choque despierta cierto recelo. A priori, nada hace pensar en un triunfo de los andaluces. El Granada es colista, aún no ha ganado un partido, llega con Lucas Alcaraz recién aterrizado en el banquillo y una plantilla con veinte jugadores nuevos que apenas se conocen entre ellos. El Atlético, por contra, es líder, no conoce la derrota esta temporada y defiende y ataca casi de memoria... Normal que Simeone no se fíe.

El argentino, que se toma estos encuentros con muchísima seriedad, y así se lo hace saber a sus futbolistas, solo hará dos cambios respecto al último once. Vuelve Godín a la zaga tras perderse el partido de Valencia y, en cambio, se cae Saúl por lesión. Correa se postula como el sustituto del canterano, lo que vendría a consolidar el carácter ofensivo de un Atlético que volverá a contar en la punta de ataque con GriezmannyGameiro, reforzados como pareja ofensiva tras su excepcional partido con la selección francesa ante Bulgaria.

Sorprendió entonces Deschamps, seleccionador galo, colocándolos juntos en el ataque, pero la apuesta le salió de fábula. Dos goles de Gameiro, uno a pase de Griezmann, y otro más del «mosquetero» anularon la ventaja inicial de los búlgaros y demostraron la buena sintonía que reina entre ambos. Repitieron en el once tres días después ante Holanda, esta vez sin suerte ante la portería. Pero en Francia, cansados del asunto Benzema, ya han recibido la bendición por parte de la Prensa y los aficionados.

Entre los dos suman doce goles esta temporada, siete Griezmann y cinco Gameiro. Y así, sin hacer casi ruido, se han convertido en una de las parejas más efectivas del continente. También en una de las mejor avenidas. «Voy a ayudar a Antoine a ganar el Balón de Oro y vamos a celebrarlo juntos», decía el jueves Gameiro.

Torres, el damnificado

Simeone también quiere aprovechar esta creciente compenetración entre los dos delanteros galos y romperá la norma no escrita de entregarle la titularidad a Fernando Torres después de un parón de selecciones. Así fue en la tercera jornada, después de que Gameiro se marchará con Francia para jugar apenas siete minutos ante Bielorrusia. Y también resultó así en tres de los cuatro parones del año pasado. El madrileño, ausente de la selección española desde el Mundial de Brasil, siempre supo aprovechar como nadie esas jornadas de trabajo casi en solitario junto a Simeone para ganarse la confianza del técnico. No será así ante el Granada, un rival herido que sueña con hacer la machada en el Calderón.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios