Pantic marcaba de falta en aquella Supercopa de 1996
Pantic marcaba de falta en aquella Supercopa de 1996

Atlético-BarcelonaEl día que el Atlético ya ganó al Barça en el Wanda Metropolitano

Rojiblancos y azulgranas se enfrentaron, hace 21 años en lo que entonces era el estadio de La Peineta, en la vuelta de la Supercopa de España

Actualizado:

Cuando nadie en el Atlético de Madrid vislumbraba un cambio de estadio, el nuevo campo ni siquiera se había imaginado y el Vicente Calderón arreglaba su césped, La Peineta, el mismo lugar donde hoy se ubica el Wanda Metropolitano, acogió un triunfo del club rojiblanco por 3-1 contra el Barcelona.

Unos meses después del «doblete» del Atlético de Liga y Copa del Rey, ambos equipos se cruzaron en la Supercopa de España. La ida, en Montjuic, con triunfo azulgrana 5-2 y aquel regate impresionante del brasileño Ronaldo; en la vuelta, el 28 de agosto de 1996, 3-1 para los locales en el entonces estadio de la Comunidad de Madrid.

En aquella época sólo tenía una grada, que hoy se mantiene, modernizada, en el Wanda Metropolitano, y acudieron al partido unos 10.000 espectadores -el sábado se esperan unas 68.000 personas-. Entonces era un estadio pensado para diferentes deportes, como un proyecto de recinto olímpico, y ahora es un campo de fútbol, más moderno, más grande, con más capacidad, mucho más espectacular... Han pasado más de 21 años de aquel partido, en el que el Atlético rozó la proeza de remontar el 5-2 del encuentro de ida al Barcelona, mermado para la vuelta por las bajas de los brasileños Ronaldo y Giovanni y los portugueses Vítor Baia, Figo y Fernando Couto, concentrados con sus respectivas selecciones en aquellas fechas.

El Atlético, en el que jugaba su actual técnico, Diego Simeone, en el centro del campo, presionó desde el principio, tuvo ocasiones y ganó 3-1. Superada la media hora, Juanma López, aquel choque de lateral derecho, batió a Julen Lopetegui, actual seleccionador, después de un barullo en el área para poner el 1-0 en el marcador.

En el minuto 58 respondió un gris Barcelona en una de sus contadas oportunidades, una conexión entre Sergi Barjuan y Hristo Stoichkov, culminada por el atacante búlgaro. Necesitaba el Atlético tres goles para la remontada. Se quedó en dos, uno de Juan Eduardo Esnaider y otro de Milinko Pantic, y al borde de la hazaña, pero sin la Supercopa de España, conquistada por el Barcelona.

«Se puede afirmar que se llevó la Supercopa el que tuvo más suerte», dijo después Radomir Antic, entonces técnico del Atlético. «Demostramos que estamos en el buen camino y que somos capaces de jugar a un altísimo ritmo que pocos equipos pueden aguantar», añadió el entrenador, crítico también con el árbitro Ansuategui Roca: «El gol del Barcelona fue en claro fuera de juego. Fue muy claro». «Este título es muy importante para los jugadores ya que no habían ganado nada desde hace dos años», se felicitó Bobby Robson, que dirigía al Barcelona en aquel momento.