Los jugadores del Atlético celebran el triunfo ante el Liverpool en la final de la Audi CUp
Los jugadores del Atlético celebran el triunfo ante el Liverpool en la final de la Audi CUp - AFP
Fútbol

El Atlético, campeón de la Audi Cup en la tanda de penaltis

Los rojiblancos se adelantaban en el primer tiempo con un gol de Keidi, pero el Liverpool empataba en el tramo final gracias a una pena máxima

Actualizado:

El Atlético de Madrid se ha proclamado campeón de la Audi Cup, uno de los trofeos más prestigiosos del verano, al vencer al Liverpool en un partido con escasas ocasiones (1-1) y en el que los rojiblancos se han impuesto gracias a su acierto en la tanda de penaltis (4-5).

Simeone ha afrontado la final con un once diferente al que superó al Nápoles, pero el Atlético, que se adelantaba con un tanto de Keidi, ha exhibido su habitual fortaleza defensiva ante un Liverpool que también ha presentado un equipo remozado. Los ingleses, sin embargo, han terminado forzando la tanda de penaltis en el tramo final del duelo gracias a una pena máxima cometida por Gabi y transformada por Firmino.

Pese a las ausencias de referentes tan importantes como Coutinho, Salah o Lovren, los de Klopp han tomado el mando desde el comienzo y han llevado siempre la iniciativa en un choque en el que Moyá solo se ha visto superado desde los once metros.

Sin apenas haber pisado antes el área rival, la cara B del conjunto rojiblanco conseguía sorprender a la media hora con un cabezazo de Keidi. El canterano se aprovechaba de un lanzamiento de Correa al larguero después de un gran pase de Vrsaljko, uno de los destacados, desde la derecha.

Los cambios de Klopp tras el descanso han conseguido variar el rumbo de un encuentro en el que el Atlético, como ocurrió ante el Nápoles y ya con varios titulares en el césped, ha vuelto a cometer una pena máxima que ha llevado la final a la tanda de penaltis. Los de Simeone, esta noche infalibles desde los once metros, han terminado celebrando la Audi Cup gracias al acierto de Griezmann, Torres, Gabi Gaitán y Filipe.