Atlético-Bayern Oblak, pesadilla bávara

El guardameta esloveno volvió a dejar la portería a cero ante el Bayern y firma otro inicio de curso sensacional

Jan Oblak, durante el entrenamiento previo al partido
Jan Oblak, durante el entrenamiento previo al partido - Reuters

Jan Oblak no para de crecer. En pleno debate sobre quién es el mejor portero del mundo, el bombo de la Champions le volvió a juntar con Neuer. Y salió bien parado. La tanda de Milán le ha hecho más fuerte,y ante el Bayern se lució con dos grandes paradas ante Muller y Lewandowski. Acompañado de su sólida defensa solo ha recibido dos goles en seis partidos de Liga y sigue imbatido en la Champions. Va camino de un nuevo récord.

«Siempre es bueno tener la portería a cero, pero eso no es mérito mío sino de todo el equipo. Dejamos todo en el campo e intentamos ganar. Estamos felices y hay que seguir adelante», dijo tras el partido el guardameta esloveno, que aseguró estar viendo una evolución en la plantilla rojiblanca respecto a la temporada pasada: «Claro que notamos la evolución, siempre se crece un poco, aquí es igual. Estamos creciendo, sabemos que podemos jugar buen fútbol, aunque no va a ser fácil. Pero no pensamos muy a la larga, vamos partido a partido, esperamos mejorar porque se puede mejorar».

«Estamos en un club muy grande, lo sabemos todos, y lo que hacemos es pelear por los títulos. Nunca es fácil, hay equipos grandes, intentamos jugar bien y demostrar que podemos llegar donde queremos», agregó.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios