Andalucía

Zarrías critica al juez que lo ha procesado: «Todo es un invento»

Pide a la Audiencia el archivo y denuncia el daño «gratuito» que le han causado los ERE

Gaspar Zarrías llegando a los juzgados de Sevilla
Gaspar Zarrías llegando a los juzgados de Sevilla - ABC
S.A. Sevilla - Actualizado: Guardado en:

El exconsejero de Presidencia de la Junta Gaspar Zarrías ha recurrido ante la Audiencia Provincial de Sevilla el auto del juez Álvaro Martín que confirma su procesamiento dentro de la pieza separada del procedimiento específico por el que se concedieron las ayudas investigadas en el caso de los ERE fraudulentos. Zarrías, que dejó su escaño en el Congreso después de su procesamiento, carga duramente contra el magistrado al que acusa prácticamente de inventarse su imputación y causarle un daño «injusto, gratuito e irreversible».

En su recurso, al que ha tenido acceso Europa Press, el abogado de Zarrías apela a la «responsabilidad constitucional» de la Audiencia Provincial para «que confirme ahora, de acuerdo con el Derecho, que no hay motivos para inculpar» a su patrocinado por un delito de prevaricación y archive la causa. El letrado del exconsejero, Gonzalo Martínez-Fresneda, asevera que «cuando la tensión política deje de contaminar el debate judicial» y Zarrías «se vea exculpado por completo de estas imputaciones infundadas, será ya demasiado tarde», ya que «nadie se dirigirá a él para reconocer el error cometido en su persona, ni le reparará el daño injusto, gratuito e irreversible que se le ha causado».

El abogado afirma que el auto donde el magistrado confirmó su procesamiento «deja sin contestar de forma manifiesta todas nuestras observaciones, lo cual resulta inexplicable», y «trata de despachar en unas líneas, dejándola sin respuesta, la impugnación que esta defensa dirige contra el auto de transformación».

Sin conocimiento

A su juicio, el magistrado «será incapaz de señalar, entre los más de 100.000 folios recabados por la Justicia, dónde está dicho o quién ha declarado que Zarrías conociera las entretelas de tal procedimiento, o supiera de su irregularidad; quién se lo dijo, se lo propuso o se lo comentó; o qué informe, memorándum, dossier o consulta llegó a la Consejería de la Presidencia advirtiendo que tal supuesto procedimiento sería, no ya delictivo (nunca hubo tal) sino apenas cuestionable desde el punto de vista del escrúpulo presupuestario». «En ninguna parte; es todo un puro invento», abunda el letrado, que considera que el auto dictado por el juez «es llamativamente pobre» respecto a su patrocinado «y apenas se limita a referir frases de estilo y lugares comunes para justificar su decisión de incoar el procedimiento abreviado contra él».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios