MESA DE LA CÁMARA

Verónica Pérez ficha en el Parlamento a una exalcaldesa inhabilitada

Margarita Gutiérrez, nueva secretaria con un sueldo de 1.645 euros al mes, fue condenada en 2014 por un delito urbanístico

Verónica Pérez , de frente, en una imagen de archivo en el Parlamento andaluz
Verónica Pérez , de frente, en una imagen de archivo en el Parlamento andaluz - JUAN FLORES
STELLA BENOT Sevilla - Actualizado: Guardado en:

La máxima responsable del PSOE de Sevilla, Verónica Pérez, ha nombrado a la exalcaldesa de Gerena (Sevilla), Margarita Gutiérrez Nogales, como asesora personal en la Mesa de la Cámara, a pesar de que está inhabilitada por un juez para ocupar cargo o empleo público por un delito de la ordenación del territorio, en una sentencia del mes de abril de 2014 que ha sido recurrida por la afectada.

El Boletín Oficial del Parlamento de Andalucía, BOPA, publicó ayer este nombramiento firmado por el presidente del Parlamento, Juan Pablo Durán, a instancias de Verónica Pérez. Según consta en este documento oficial, Margarita Gutiérrez Nogales realiza desde el pasado 24 de octubre las funciones de secretaria de la Secretaría Primera de la Mesa del Parlamento, cargo que ocupa Verónica Pérez. Su nombramiento se hace en la categoría de personal eventual y tiene un salario de 1.645 euros netos al mes en catorce pagas mensuales.

Al ocupar este puesto, la exalcaldesa de Gerena está suscrita al reglamento interno de personal del Parlamento de Andalucía el cual establece que el personal eventual tendrá que cumplir los mismos requisitos que los funcionarios. Y una de estas condiciones (recogida en el artículo 6.2 del Estatuto de personal del Parlamento de Andalucía) es «no hallarse inhabilitado para el ejercicio de funciones públicas por sentencia firme».

La versión del PSOE

Fuentes de la dirección del PSOE de Sevilla explicaron a ABC que la inhabilitación de Margarita Gutiérrez Nogales «sólo se circunscribe a formar parte de una corporación municipal, no a que no pueda trabajar de ninguna otra cosa». Además, desde el PSOE se pone el acento en que la condena «no ha sido por corrupción ni mucho menos sino por ayudar a una familia del pueblo y contando además con el informe favorable del secretario municipal y de los servicios jurídicos municipales. También hay que tener en cuenta que la sentencia no es firme».

El 10 de abril de 2014 el Juzgado de lo Penal 12 de Sevilla condenaba a ocho años de inhabilitación especial para empleo y cargo público a Margarita Gutiérrez Nogales, entonces alcaldesa de Gerena, y a su antecesor por un delito contra la ordenación del territorio. El motivo era la concesión de una licencia de obras para la reforma de una vivienda en contra del criterio del arquitecto municipal en la urbanización Los Zarzalejos, un núcleo urbano de la localidad sevillana de Gerena que no está recogido en el PGOU a pesar de que lleva 30 años urbanizado y con familias viviendo en la zona.

A raíz de esta sentencia, Margarita Gutiérrez dimitió de su cargo de alcaldesa. Según dijo entonces lo hacía para no «deteriorar la vida política de Gerena y para demostrar que hay políticos que no se aferran al cargo a toda costa porque lo importante son las ideas y no la persona que gobierna las instituciones».

Esta decisión fue muy valorada por Verónica Pérez que, como secretaria general, es la máxima autoridad del PSOE de Sevilla, «es una decisión absolutamente ejemplar la de Margarita Gutiérrez», dijo y destacó que no compartía la decisión judicial ya que no se llevó a cabo «ningún beneficio propio por lo que esperamos que prospere el recurso que se ha presentado al respecto».

Papel orgánico en el PSOE

Ahora, casi dos años después, Verónica Pérez la recupera para un puesto que es de su total disponibilidad y que han ocupado otros cargos relevantes en el PSOE de Sevilla, que es el que tiene que gobernar Pérez. Todos los miembros de la Mesa de la Cámara tienen a su disposición a dos personas de cargos eventuales, un conductor y un secretario, cuyos salarios están estipulados y son iguales para los de los cinco partidos políticos que conforman el arco parlamentario.

Verónica Pérez ha nombrado a varias mujeres relevantes dentro del PSOE de Sevilla para este cargo de secretaria. Así, Carmen Ávila, del PSOE de Utrera, fue su primera asistente, hasta que se fue a trabajar al gabinete del consejero de Turismo, Javier Fernández, miembro también del PSOE de Sevilla.

Le sustituyó Ana Isabel Jiménez Salguero, secretaria general del PSOE de Palomares, quien se marchó el pasado mes de marzo para trabajar en Dependencia donde figuraba en una bolsa de trabajo. Ahora se ha decantado por Margarita Gutiérrez Nogales, que ha dimitido como alcaldesa pero que sigue siendo la secretaria general de la agrupación socialista de Gerena.

Estos movimientos permiten a Verónica Pérez controlar los mandos del partido en Sevilla, que siempre se ha caracterizado por sus turbulencias internas y que lleva un tiempo relativamente calmado. Claro que hay que tener en cuenta que la propia presidenta de la Junta es del PSOE de Sevilla y el poder orgánico siempre apacigua toda contestación interna.

Con este modelo de elección de sus asesores, Verónica Pérez perpetúa una manera de gestionar el PSOE que forma parte de la impronta de Susana Díaz. No hay más que mirar la composición de la Mesa del Parlamento andaluz donde la presidenta y secretaria general del PSOE andaluz tiene sentados a tres secretarios provinciales, Juan Pablo Durán, de Córdoba; Teresa Jiménez, de Granada; y a Verónica Pérez, de Sevilla. El resto de los líderes provinciales son los presidentes de las diputaciones que gobiernan los socialistas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios