Rueda de prensa de FENCIS donde anunciaron sus próximas actuaciones
Rueda de prensa de FENCIS donde anunciaron sus próximas actuaciones - ABC
DEMANDA

A los tribunales para pedir la retirada del impuesto de sucesiones y donaciones en Andalucía

La Federación Nacional Contra el Impuesto de Sucesiones aumenta la presión ante la llegada de las elecciones

Actualizado:

La Federación Nacional Contra el Impuesto de Sucesiones (FENCIS), que ha centrado parte de su lucha para la retirada de este impuesto en Andalucía, ha decidido aumentar su presión y ha anunciado que presentará una demanda contra las administraciones nacionales y autonómicas por prevaricación, anticonstitucionalidad y violación de los derechos humanos básicos por mantener el Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

«Nos hemos entrevistado con todos los partidos políticos, hemos visitado las sedes parlamentarias, hemos presentado cientos de miles de firmas ante el Defensor del Pueblo, que ya en 2003 hizo suyos nuestros argumentos, hemos organizado manifestaciones y hemos inundado los medios de redes sociales con manifiestos y denuncias», aseguran en un comunicado. Y ante la vaga respuesta recibida han decidido dar este paso.

En Andalucía se ha liberado de pago el primer millón heredado, pero esa medida, según FENCIS, sólo tiene vigencia por un año y no afecta a las donaciones, ni a los herederos que no sean hijos y nietos. «No podemos entender cómo un impuesto tan impopular, tan injusto y tan denostado por la población, que apenas representa el uno por ciento de la recaudación fiscal en España, es mantenido contra viento y marea».

Anuncian además que elevarán el problema hasta el Parlamento Europeo, la Comisión Europea y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo, y aseguran que ya han iniciado los primeros contactos con eurodiputados como Maite Pagaza, de UPyD, y otros eurogrupos parlamentarios de países como Bélgica.

Es más, anuncian categóricamente que ante las próximas elecciones darán su apoyo a cualquier partido político, «sea el que sea», que incluya en su programa la eliminación del impuesto, mientras que boicotearán al que no lo haga. «Nos apoyan miles de ciudadanos, podemos hacer daño electoral, y en nuestro país se gana o se pierde una autonomía por 30.000 votos», afirman.