Pulido, Jiménez Barrios y Sanz, en la sesión de este miércoles sobre inmigración y seguridad
Pulido, Jiménez Barrios y Sanz, en la sesión de este miércoles sobre inmigración y seguridad - ABC

Los traficantes aprovechan las rutas de inmigración para meter droga y yihadistas en Andalucía

En lo que va de año han aumentado un 160 por ciento la llegada de pateras a las costas de la comunidad y la incautación de droga

SEVILLAActualizado:

«Llevamos años mirando al Norte y es el momento de mirar al Sur», ha dicho este miércoles Emilio Lamo de Espinosa, director del Real Instituto ElCano en la inauguración de la jornada «Seguridad en la cuenca mediterránea: desafíos compartidos», que ha tenido lugar en la sede de la Fundación Cajasol, en Sevilla, y donde han estado presentes el vicepresidente del Gobierno andaluz, Manuel Jiménez Barrios, el presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido y el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, además de varios expertos internacionales en migraciones y seguridad.

Según ha desvelado el delegado del Gobierno, la llegada de pateras ha aumentado un 160% en lo que va de 2017 con respecto al mismo periodo del año pasado y ya son 607 embarcaciones las que han llegado a las costas andaluzas frente a las 364 del pasado año. EL número de inmigrantes también ha crecido de forma exponencial. Si en 2016 llegaron a las costas de Andalucía 6.100 personas, en los primeros diez meses de este 2017 ya van 13.400.

Sanz ha aprovechado para explicar que en las mismas rutas por las que llegan inmigrantes se aprovechan para mandar a Europa vía Andalucía a terroristas yihadistas, drogas y otros tipos de contrabando. El delegado del Gobierno ha añadido que lo que va de año se han incautado en Andalucía 166 toneladas de droga procedentes de África, «con un repunte importante de la cocaína», lo que supone un incremento del 20 por ciento con respecto a toda la droga intervenida en el 2016.

Por su parte, Jiménez Barrios ha aprovechado para pedir más dinero y compromiso al Gobierno central y a la Unión Europea para su lucha contra la inmigración ilegal. «No se está dando una respuesta que atienda con efectividad a un fenómeno muy duro, que nos desgarra política y humanamente, como es la inmigración y el asilo a refugiados», ha explicado.

«Las fronteras -ha dicho Jiménez Barrios- no nos permiten alejarnos de los problemas y estamos obligados a gestionar la convivencia de los millones de inmigrantes que viven en Europa; la sociedad europea se ha hecho a base de tolerancia, acogida, respeto y solidaridad», ha apostillado.

Emilio Lamo de Espinosa ha insistido en las diferencias que hay entre el mundo al norte del Mediterráneo y al Sur. «Esa es la tercera frontera más marcada del mundo después de las de Corea del Norte y Sur y de la de Israel y Palestina», ha dicho, y ha advertido de la «enorme» presión que hay en la frontera Sur de Europa, la que coincide con la costa de Andalucía.