POLÍTICA

«Teresa Rodríguez carece de una altura política suficiente como para encabezar Podemos Andalucía»

La portavoz adjunta y la presidenta del grupo parlamentario de Podemos cargan duramente contra su secretaria general, aunque más tarde han querido matizar sus palabras apuntando a diferencias sobre la fecha elegida para renovar el partido

Teresa Rodríguez, flanqueada por su portavoz adjunta Carmen Lizárraga y la presidente del grupo parlamentario, Esperanza Gómez
Teresa Rodríguez, flanqueada por su portavoz adjunta Carmen Lizárraga y la presidente del grupo parlamentario, Esperanza Gómez - EFE
A. M. - abcdesevilla Sevilla - Actualizado: Guardado en:

El enfrentamiento político que se vive dentro de la organización de Podemos Andalucía ha dado el salto al plano institucional. Así, a las tensas relaciones dentro del Consejo Ciudadano Andaluz de la formación morada que ha motivado que su líder, Teresa Rodríguez, haya puesto en marcha el proceso para recomponerlo y poder dirigir el partido purgando al sector crítico, hay que sumar ahora la elocuente ruptura dentro del seno del grupo parlamentario.

La llama que ha motivado que el grupo parlamentario de Podemos Andalucía haya saltado inesperadamente por los aires la prendieron este pasado lunes dos pesos pesados del grupo parlamentario andaluz de Podemos: su portavoz adjunta Carmen Lizárraga y su presidenta, Esperanza Gómez, quienes durante la presentación de la plataforma «Ahora Andalucía» –a través de la que disputarán el liderazgo de la organización–, manifestaron que su actual secretaria general y portavoz parlamentaria, Teresa Rodríguez, «carece de una altura política suficiente como para encabezar el proyecto», unas palabras que han sido matizadas este miércoles por la propia Gómez.

Las diferencias ideológicas trascienden en esta valoración, ya que mientras Rodríguez apuesta por reforzar Podemos desde el punto de vista del activismo en las calles y las protestas sociales, las que se supone deberían ser sus personas de confianza en el Parlamento quieren distanciarse del «partido protesta» para ser alternativa real de gobierno. Y es que tanto Lizárraga como Gómez apuestan, tal y como reza el lema de su candidatura interna, por «Cambiar Podemos para ganar Andalucía». Por tanto, un capítulo más en la reciente pero ya larga historia en la diatriba entre volver a los inicios reivindicativos y utópicos de Podemos o abrazar la moderación

«Han tenido mucho tiempo para decirlo»

Pese a que Teresa Rodríguez no se ha pronunciado sobre este desencuentro con su portavoz adjunta y la presidenta de su grupo, si lo ha hecho uno de sus diputados más cercanos. El también anticapitalista Jesús Romero mostraba este martes su apoyo a la candidatura impulsada por la secretaria general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, de cara a la II Asamblea Ciudadana de la organización y afeaba al tiempo las manifestaciones de Carmen Lizárraga y Esperanza Gómez.

En declaraciones a los periodistas en los pasillos del Parlamento, Romero apuntaba que «discrepa» de la opinión de ambas dirigentes respecto a Rodríguez y ha indicado que si realmente piensan eso «han tenido mucho tiempo en las reuniones del grupo y en otros espacios para manifestarlo, y no ahora en este procedimiento».

Ha destacado que ni Lizárraga ni Gómez han dado muestras de que esa fuera su posición, por lo que, según ha subrayado, estas declaraciones le han pillado «completamente por sorpresa». Si bien, las ha achacado «a una cuestión de posicionamientos y a una perspectiva errónea con respecto a lo que tiene que ser el inicio de una confrontación o un debate del seno de Podemos».

Teresa Rodríguez y Esperanza Gómez, en los primeros días de Podemos en el Parlamento
Teresa Rodríguez y Esperanza Gómez, en los primeros días de Podemos en el Parlamento- EFE

Gómez matiza sus críticas

Ya este miércoles, una de las protagonistas de la polémica, la presidenta del grupo parlamentario Esperanza Gómez, ha querido rebajar el tono. Así, ha enmarcado las críticas que lanzaron contra la portavoz del grupo parlamentario y líder del partido, a su decisión «unilateral» de convocar ahora la II Asamblea andaluza, toda vez que ha subrayado que ven «ejemplar» su labor en la Cámara autonómica.

«Esas críticas, que nos aparecen legítimas, se circunscriben únicamente al momento en el que se presenta la Asamblea, que creemos que no es el más adecuado», ha afirmado Gómez antes de aclarar que las críticas «no son extensibles a la labor de Teresa Rodríguez como portavoz del grupo parlamentario, que ha sido ejemplar durante este año y medio, igual que la de todo el grupo». Además, ha afirmado que esta circunstancia no ha afectado al funcionamiento del grupo parlamentario.

Podemos Andalucía, haciendo un PSOE

Esta idea ya fue apuntada el pasado lunes en Granada, cuando Gómez consideró que la convocatoria de la II Asamblea Ciudadana «adolece» de garantías democráticas por unos plazos «impuestos» que reducen la capacidad de debatir sobre cómo organizar el partido en Andalucía y reconocía que habrían querido «hacerlo con más tiempo».

En definitiva, que una vez más los roces que se producen por las evidentes diferencias ideológicas que existen dentro de Podemos tratan de ser manifestadas públicamente como divergencias en cuánto a los tiempos y los métodos elegidos para llevar a cabo los procesos internos. Seguro que en Ferraz a algunos les suena bastante este tipo de luchas internas.

De hecho, Gómez, que trabajó para la fundación socialista Alfonso Perales antes de recalar en Podemos, ha querido este miércoles distanciar el conflicto de Podemos del vivido por el PSOE apnutanndo que «en Podemos Andalucía las críticas y el debate de ideas se confronta abierta y públicamente y nunca lo hacemos apuñalando por la espalda para acabar poniendo a Rajoy en la Moncloa».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios