La presidenta de la Junta de Andalucía durante el debate sobre la Comunidad
La presidenta de la Junta de Andalucía durante el debate sobre la Comunidad - EFE/Raúl Caro
DEBATE DE LA SITUACIÓN POLÍTICA EN ANDALUCIA

Susana Díaz zanja el adelanto electoral en Andalucía en un discurso lleno de guiños a la izquierda

La presidenta centra sus promesas en nuevas obras en Sanidad y Educación y en la mejora de los datos de Empleo

SEVILLAActualizado:

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha dejado claros varios mensajes en su discurso para analizar la situación política en Andalucía en el debate que se está celebrando este miércoles en el Parlamento andaluz. En primer lugar, ha citado a sus rivales políticos para 2019, alejando claramente el fantasma del adelanto electoral sobre el que tanto se ha especulado en los mentideros políticos.

«Las urnas nos van a coger trabajando», ha dicho Susana Díaz al tiempo que ha desgranado un discurso lleno de promesas para el próximo año, el último de la Legislatura. Y ha dado un dato: en la mañana de este miércoles la consejera de Hacienda ha firmado la orden para empezar a tramitar el Presupuesto para 2019.

La presidenta ha trufado su discurso de guiños al sector más a la izquierda de la Cámara, censurando, sin nombrarlo, al PP, y obviando a Ciudadanos, su socio hasta ahora y que parece el nuevo enemigo a batir.

Los gestos

Así, se ha mostrado dispuesta a aprobar la ley impulsada por Podemos e IU que pide blindar el gasto en Educación en un 5%, ademas de anunciar que su formación ha introducido una enmienda en la Ley del Cambio Climático que se está tramitando para garantizar el suministro mínimo vital básico de agua, otra reivindicación tanto de Podemos como de Izquierda Unida.

Además, Susana Díaz ha anunciado que la Audiencia Nacional ha admitido a trámite la denuncia de su Gobierno contra el proyecto de Gas en el entorno de Doñana además de comprometerse a invertir dos millones de euros a partir del próximo mes de junio en la recuperación de la zona afectada por el incendio de Moguer el pasado verano.

Consenso

Uno de los aspectos más llamativos del discurso de la presidenta Susana Díaz ha sido su tono conciliador. La lideresa andaluza ha dejado a un lado su tono vehemente, que suele ser el habitual en los debates del Parlamento, para adoptar uno más pausado reconociendo, además, la labor de los grupos de la oposición.

En este sentido, ha anunciado que la consejera de Hacienda se reunirá con todos los portavoces de los grupos parlamentarios que han firmado el acuerdo de financiación, cada vez que acuda a una reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera en donde se va a debatir el futuro modelo para las comunidades autónomas.

Una oferta de diálogo y consenso que, por cierto, excluye a Ciudadanos ya que esta formación no firmó el acuerdo que sí rubricaron todos los demás grupos de la Cámara.

Por conciliar, Susana Díaz ha tenido hasta palabras de reconocimiento para el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, por el esfuerzo que está llevando a cabo para mejorar la seguridad en La Línea

Las promesas

Susana Díaz ha hecho, además, muchas promesas para el futuro. Centradas, sobre todo, en la Educación y la Sanidad. Así, ha anunciado que se van a iniciar las obras del materno-infantil de Huelva, las del nuevo hospital de Málaga, el Centro de Alta Resolución de Lucena, el Plan de Modernización del complejo hospitalario de Jaén, la apertura total del hospital de la Línea o el Torrecárdenas de Almería.

La presidenta también ha anunciado que habrá una unidad de ictus en todas las provincias de la comunidad autónoma, así como la recuperación de la carrera profesional para los sanitarios.

En Educación, Susana Díaz ha asegurado que en los tres próximos cursos se va a ampliar la plantilla de Educación Primaria en 1.300 profesores, incorporándose los primeros 500 en septiembre.

Asimismo, se ampliará la bonificación de las tasas a los cursos superiores de música, danza y diseño, así como a Arte Dramático.

Para las familias, la presidenta ha prometido la equiparación en las ayudas que reciben las familias numerosas con las monoparentales, así como la instalación de 1.600 ascensores que beneficiarán a 25.374 familias.