NOMBRAMIENTOS

Susana Díaz recoloca a un exalto cargo de Manuel Chaves

Juan Antonio Cortecero fue clave en la creación de la estructura de la Junta; estaba defenestrado y ahora ha sido nombrado secretario general del Consejo Audiovisual de Andalucía

Manuel Chaves junto a Juan Antonio Cortecero, a su derecha, en una visita a Praga en el año 2001
Manuel Chaves junto a Juan Antonio Cortecero, a su derecha, en una visita a Praga en el año 2001
S. BENOT Sevilla - Actualizado: Guardado en:

No vuelve a la primera línea política pero le dan un cargo lo que ya es suficientemente relevante. Porque no se trata de cualquier persona, de un exalto cargo más de los múltiples gobiernos que presidió Manuel Chaves, sino que Juan Antonio Cortecero Montijano fue un auténtico peso pesado en la estructura de la Junta desde el año 1986.

Y Susana Díaz lo ha nombrado este martes secretario general del Consejo Audiovisual de Andalucía después de permanecer defenestrado en su puesto de funcionario desde el año 2013, cuando salió de la cadena de mando de la Junta de Andalucía.

Juan Antonio Cortecero empezó trabajando en la Consejería de Economía y Hacienda en el año 1986 y desde allí fue ascendiendo en la pirámide de la Junta alcanzando sus máximas cuotas de poder entre los años 2002 y 2009 cuando fue el viceconsejero de la Presidencia, cargo que ostentaba entonces el todopoderoso Gaspar Zarrías.

Desde ese puesto, se convirtió en clave para todas las decisiones estratégicas que se tomaban en el Gobierno andaluz ya que Manuel Chaves tenía plena confianza en su criterio técnico y político. En aquellos años, una llamada de Cortecero a cualquier consejero o alto cargo hacía temblar los cimientos de la administración andaluza.

Con la salida de Chaves y Zarrías a Madrid, Juan Antonio Cortecero se marchó con ellos a ocupar el cargo de subsecretario del Ministerio de Política Territorial y Administración Pública, de donde salió con ambos en 2011.

Volvió a Andalucía y se puso al lado de Luis Planas ocupando el cargo de viceconsejero de Agricultura hasta que se marchó tras su fracaso en las primarias frente a Susana Díaz. Desde entonces, Cortecero se había retirado a su puesto de funcionario.

Ahora, la lideresa andaluza le da un reconocimiento expreso, en un gesto que tiene muchas interpretaciones políticas y ninguna casual. Con este nombramiento, Susana Díaz lima asperezas con Manuel Chaves y, por otra parte, muestra su predisposición a integrar a todas las familias del PSOE, al margen de su pasado. Una imagen conciliadora e integradora que es la que quiere presentar como su modelo de partido. Otra posibilidad es que este nombramiento sea un guiño expreso al PSOE de Jaén, de donde es militante Cortecero, uno de los más combativos frente a Pedro Sánchez.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios