Susana Díaz ha inaugurado el nuevo curso en Alcaudete (Jaén)
Susana Díaz ha inaugurado el nuevo curso en Alcaudete (Jaén) - EFE

Susana Díaz insiste en la apuesta por la educación pública para alcanzar «la Andalucía de progreso»

La presidenta de la Junta de Andalucía ha inaugurado el nuevo curso 2017/2018 en Alcaudete (Jaén) que se inicia para el alumnado del segundo ciclo de Infantil, Primaria y Educación Especial

JaénActualizado:

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha destacado este lunes «la apuesta clara y nítida» de su Gobierno por una educación pública de calidad que permita la igualdad de oportunidades porque «una educación en igualdad, abriendo horizontes a esa Andalucía de progreso, comienza aquí, en la aulas».

Así lo ha afirmado durante su intervención en la inauguración del curso escolar 2017/2018 en el colegio Rafael Aldehuela de Alcaudete (Jaén), que escolariza a 150 estudiantes de Educación Primaria y Especial atendidos por 14 docentes.

Además, Díaz ha dejado su mensaje en el muro de los deseos que el centro ha instalado en el porche. En él ha escrito: «Formar a nuestros niños y niñas para alcanzar la Andalucía de futuro y progreso en igualdad de oportunidades que deseamos y sus familias tengan el empleo digno que merecen».

Según ha concretado, este curso habrá en Andalucía una plantilla pública de 98.091 maestros y profesores, 2.676 más que en el pasado, para atender a un total de 1.423.265 alumnos de enseñanzas no universitarias en 4.575 centros de titularidad de la Junta, que representa el 78 por ciento del alumnado andaluz.

Este lunes se incorpora a las aulas el alumnado del segundo ciclo de Infantil, Primaria y Educación Especial, un total de 822.936 niños en 2.583 centros docentes. El resto de los estudiantes de enseñanzas no universitarias comenzará las clases el día 15. Serán 903.835 alumnos de Secundaria Obligatoria, Bachillerato, Ciclos Formativos, Formación Profesional Básica, Educación Permanente de Adultos, Artísticas elementales y profesionales e Idiomas, en otros 2.218 centros.

Díaz ha afirmado que la comunidad educativa andaluza cuenta con más de 1,8 millones de personas, «una cifra superior a muchas comunidades autónomas e, incluso, algunos países europeos». Ha añadido, no obstante, que «por sexto año», debido a la demografía, se pierde número de alumnos, pero se gana en profesores, algo que ha resaltado como el «mejor síntoma» de esa apuesta por la educación, «con más docentes a pesar» de que descienden los estudiantes.

«Esa es nuestra voluntad y este curso la apuesta por la educación en su conjunto será muy evidente», ha dicho no sin apuntar que «la crisis y decisiones ajenas a la Junta hubo elementos que impactaron» en las escuelas, como la tasa de reposición de docentes o «medidas de austeridad» en la adecuación de infraestructuras.

Por ello, ahora, en «un momento de posible recuperación», hay «dos elementos que deben sentirlo de forma contundente: la educación y la sanidad», según ha subrayado Díaz, que también ha puesto en valor las inversiones en materia de gratuidad de libros, becas y bonificaciones de distintos servicios, que pueden suponer un ahorro para las familias de hasta 5.000 euros por alumno.

La presidenta del Gobierno andaluz, igualmente, se ha referido al avance en programas como el bilingüismo o el uso de las nuevas tecnologías, además de la apuesta por la mejora constante de colegios e institutos.

Se ha detenido en el plan para la retirada de amianto, «del que ya poca gente ha», pero que sigue siendo «una obsesión» y ha continuado este verano, así como a las actuaciones de climatización, ya que «hay quien sólo se acuerda cuando llega el calor», pero hay que «planificar». Además, ha valorado la retirada de 181 aulas prefrabricadas y ha recalcado en concreto que «este año en Jaén no hay caracolas».

No quedarse en lo puntual

Díaz, en cualquier caso, ha reconocido que puede haber «dificultades» y «problema»", pero cuentan con «el compromiso» de la Junta, ya que no se conforma y trabaja «con las luces largas», consciente de que «sólo una puesta sostenida en el tiempo permite gozar de una educación pública y de calidad».

En este sentido y tras agradecer la labor de docentes y la implicación de los padres y madres, ha invitado a no quedarse en lo puntual. «Si sólo nos quedamos en la anécdota de un momento determinado, de lo que puede fallar en un centro público, de aquel docente que todavía no se ha incorporado a su aula o de aquella dificultad puntual que surge en un momento concreto, no pondremos en valor una red de 1,8 personas», ha manifestado.

Así las cosas, ha reiterado «la apuesta clara y nítida» del Ejecutivo autonómico con «la Andalucía educativa» que echa a andar este lunes, al tiempo que ha animando a los escolares «a estudiar» y «ser los mejores porque Andalucía tiene que ser la mejor».

Retos

Junto al refuerzo de la plantilla pública docente, el nuevo curso tendrá como principales retos el avance de la atención personalizada del alumnado y las medidas de apoyo al profesorado público, entre ellas el refuerzo de la formación permanente y la intensificación de las iniciativas ya en marcha para desburocratizar la administración educativa.

En cuanto a la atención personalizada del alumnado, la Consejería va a trabajar por zonas educativas para favorecer la toma de decisiones según las características específicas del entorno. Asimismo, se hará especial hincapié en la mejora de las competencias lingüísticas y matemáticas y se pondrá en marcha la nueva Estrategia para la Convivencia Escolar de Andalucía con atención a los grupos más vulnerables y al fenómeno de acoso y ciberacoso.

Por otro lado, durante este curso, un total de 2.382 centros (64 por ciento del total) ofrecerán algunos de los servicios complementarios del Plan de Apertura (20 más de aula matinal, 23 de comedor y cinco de actividades extraescolares). El comedor beneficiará así a 183.400 alumnos de 1.936 centros, que servirán 21,4 millones de menús durante el año académico.

A través de esta oferta, dirigida a favorecer la igualdad de oportunidades y el apoyo a las familias, un hogar andaluz puede llegar a contar con ayudas de hasta 5.000 euros anuales en bonificaciones para los distintos servicios, así como para el transporte escolar. A ello se suma el sistema de becas y el programa de gratuidad de libros de texto, que este curso está dotado con 93,6 millones de euros.

Asimismo, se incrementa en 84 la red de centros con enseñanzas bilingües, hasta llegar a los 1.455, de los 1.417 están sostenidos con fondos públicos. De esta oferta, 1.079 son de titularidad autonómica, 63 de nueva incorporación (41 colegios de Infantil y primaria y 22 institutos de Secundaria). En total serán 460.975 los alumnos escolarizados en centros sostenidos con fondos públicos los que recibirán formación en un segundo idioma.

Equipamiento

En cuanto a las infraestructuras y equipamientos, la Junta ha distribuido mobiliario, material y equipamiento tecnológico por valor de 28,8 millones de euros y ha programado la realización de 412 obras de construcción de nuevos edificios, ampliaciones y reformas por importe de 60,65 millones. Más de 135.000 alumnos se beneficiarán de estas intervenciones. Asimismo, a lo largo de 2017 se retirarán 181 aulas prefabricadas y continuará el plan de eliminación de amianto, que este verano ha incluido 69 intervenciones.

Durante la época estival, también se ha desarrollado el plan de choque para la mejora de climatización con 51 actuaciones y 2,5 millones de inversión como paso previo a la aplicación del Plan de Climatización Sostenible y Rehabilitación Energética. En la misma línea, se ha firmado un protocolo con la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio para realizar acciones en materia de ahorro, eficiencia energética y de energías renovables.

Finalmente, Educación sigue trabajando en la conectividad a banda ultrarápida, de modo que al finalizar el curso más de 2.600 centros se beneficiarán de un acuerdo con el Ministerio de Educación y la Entidad Pública Empresarial Red.es.