POLÍTICA

Susana Díaz calienta la incógnita de su futuro en el PSOE de televisión en televisión

Aboga por una profunda reforma del partido, para hacerlo ganador y luego... «ya veremos»

Susana Díaz, reclamada por los Medios en una reciente convocatoria en Sevilla
Susana Díaz, reclamada por los Medios en una reciente convocatoria en Sevilla - JUAN JOSÉ UBEDA
J.J.B. Sevilla - Actualizado: Guardado en:

«Yo recibo en la calle las mismas muestras de cariño y tengo las mismas ganas». Así contestó hoy la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, cuando le preguntaron por aquellos que piensan que sus opciones para ser secretaria general de los socialistas «se quemaron» tras el comité federal que culminó con la dimisión de Pedro Sánchez.

La presidenta andaluza ha dedicado la mañana a sendas entrevistas en Tele 5 y la Sexta en las que ha expresado su idea de partido, ha mantenido la incógnita sobre si accederá a la secretaria general, y se ha defendido de las alusiones que desde fuera y dentro le sitúan como urdidora de la caída de Pedro Sánchez con vistas a hacerse con el control del PSOE. Aunque se declara con ganas y defiende un PSOE reconocible, Susana Díaz no aclara su futuro y afirma que no es el momento para desvelar si optará a liderar el PSOE. «Hay que ser respetuosa con los tiempos» (unos tiempos que además «desconoce», aunque «será mucho antes de lo que algunos piensan y otros desean»), porque solo podrá presentarse «cuando haya un proceso al que presentarse».

Frente a este galimatías evasivo, Susana Díaz reitera que es preciso abrir una nueva etapa en el partido y generar «un proceso reformista «para hacer del PSOE un partido reconocible, para ganar, para ser alternativa», porque asegura que siempre ha querido mandar al PP a la oposición.

Durante la entrevista al programa Al Rojo Vivo en la Sexta, Susana Díaz, como antes en el programa de Ana Rosa Quintana, ha evitado cualquier crítica directa hacia Pedro Sánchez, si bien ha reconocido que el partido ha vivido una mala racha, «la peor en democracia» y que no puede estar contenta «cuando el PSOE no gana», Asimismo ha rechazado las teorías conspiratorias de las empresas del IBEX 35 para forzar la llegada del PP al Gobierno.

En su afán revisionista a las decisiones adoptadas por su partido en los últimos tiempos, Díaz ha hecho gala de su oposición a Podemos, ha reiterado que le suena la música que ha hecho presidente a Trump con la del partido de Pablo Iglesia y frente al «no es no» de antaño, asegura que siempre ha sido partidaria de respetar la decisión de las urnas, que el voto se traduzca en un Gobierno y que Rajoy entienda que tiene un Gobierno en minoría y un PSOE en la oposición.

Así avanza que no ve posible un acuerdo con los populares para sacar adelante los presupuestos y tacha de «amenaza» y «chantaje» el anuncio de que Rajoy en caso de su sacar adelante el Presupuesto esté a favor de convocar elecciones en primavera.

Con respecto al conflicto catalán, Díaz no está a favor de montar un PSOE en Cataluña, y confía en la habilidad de Iceta y en el talante del presidente de la gestora socialista para llegar a un acuerdo, tras criticar que los socialistas catalanes no hayan respetado los acuerdos adoptados en el comité federal y que el partido se haya tenido que enterar por la pesan de sus decisiones. La presidenta andaluza ha aprovechado para denunciar «el traje» de anticatalana que le están cosiendo al calor de estas diferencias internas algunos líderes independentistas. En el traslado de este debate a la política en general abogó por la reforma constitucional porque «al traje –otra vez la metáfora- de las comunidades se le han salido las costuras».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios