Susana Díaz y Pedro Sánchez durante un encuentro hace un año en Sevilla
Susana Díaz y Pedro Sánchez durante un encuentro hace un año en Sevilla - REUTERS
PSOE-A

El sanchismo presenta sus credenciales para la batalla local en territorio susanista

Aparecen precandidatos en todas las provincias que tendrán que buscar el aval del 20 por ciento de la militancia

MÁLAGAActualizado:

De la convulsión que atenaza al PSOE en todos sus ámbitos da cuenta un solo dato. En Huelva puede volver a darse un duelo para dirigir el partido después de nada menos que 20 años. La batalla por las secretarías provinciales de la era del binomio Pedro Sánchez-Susana Díaz se dio por comenzada ayer con la presentación de varios de los candidatos que quieren concurrir en las provincias andaluzas. En todas el sanchismo quiere plantear batalla a los aspirantes que el oficialismo «susanista» ha señalado con su dedo hasta ahora infalible. Se prometen días de vértigo.

La prueba de que hay nervios la da que algunas de las presentaciones «oficialistas» contaron ayer con la presencia de pesos pesados del actual «stablishment». Así ocurrió en Huelva, con el consejero Fiscal apoyando a Ignacio Caraballo, al que se enfrentará el exalcalde de Aljaraque José Martín por el lado sanchista. O en Almería, con Rodrigo Sánchez (Agricultura) dejando claro que está detrás del actual líder José Luis Sánchez Teruel, que habrá de vérselas con Antonio López Olmo.

La incertidumbre durará al menos hasta el próximo día 16. En esa jornada los aún precandidatos tendrán que presentar los avales que les permitan concurrir a las primarias. De haberlas, se celebrarán el 1 de octubre. El primer obstáculo criticado por los sanchistas en su pretensión de abordar el «susanismo» local ha sido precisamente el haber establecido la necesidad de contar con un 20% de avales de la militancia frente al 3 que ellos exigían.

Susana Díaz aseveró ayer sin embargo que esta exigencia otorga «más garantías al proceso», recordando que aún no está desarrollado el reglamento que en el pasado congreso federal del PSOE aprobó rebajar hasta el 3% ese requisito. De cualquier manera, los precandidatos afines a Sánchez que ayer se fueron presentando afirmaron estar seguros de que podrán llegar a ese 20% que les permitiría acceder a la votación. El 21 de octubre se celebrarán todos los congresos que ratificarán los nuevos liderazgos.

Además de las provincias ya citadas, en Sevilla fue Eva Patricia Bueno, adscrita al sector del líder nacional, quien desarrolló ayer su candidatura. Enfrente tendrá a la hasta ahora «única autoridad» Verónica Pérez, que comparece hoy mismo para anunciar que optará a mantenerse en el cargo.

En Cádiz será Jesús Ruiz Cayuso quien intente disputar del lado sanchista el liderazgo a la actual secretaria provincial, Irene García, que opta a ser reelegida. También en Córdoba habrá dos candidaturas, aunque se gestaba una tercera encabezada por la delegada del Gobierno Rafaela Crespín. Ayer se anunció el acuerdo para que el susanismo, unido en torno a Antonio Ruiz, presidente de la Diputación, no se rompa frente a la aspirante crítica Teba Roldán.

En Málaga, Jaén y Granada podría haber hasta tres postulantes, aunque ello frena realmente las posibilidades de que haya primarias. El presidente de laDiputación granadina, José Entrena, tratará de coger el testigo de la actual secretaria Teresa Jiménez. Pero enfrente tendrá al sanchista José María Rueda y al alcalde de Maracena, Noel López, que ayer quiso desmarcarse del «aparato» en su presentación. En Málaga por el lado oficial concurre el delegado del Gobierno, José Luis Ruiz Espejo. El sanchismo está representado por el exedil Rafael Fuentes. Y como tercera vía, «susanista» crítica pero apoyada también por líderes sanchistas, la alcaldesa de Benaoján Soraya García.

En Jaén la casi imposible pelea contra FranciscoReyes la llevarán a cabo del lado sanchista Valeriano Bermúdez y quizás Félix Manzaneda.