POLÍTICA

El PSOE andaluz pide explicaciones a Micaela Navarro

La presidenta del PSOE federal y andaluz dice que la propuesta de Pedro Sánchez «no es inviable», una frase que, posteriormente, niega que sea una corrección al número dos de Susana Díaz

Susana Díaz comenta con Micaela Navarro un mensaje del móvil en una reunión reciente de la Ejecutiva andaluza
Susana Díaz comenta con Micaela Navarro un mensaje del móvil en una reunión reciente de la Ejecutiva andaluza - EFE/JULIO MUÑOZ
STELLA BENOT Sevilla - Actualizado: Guardado en:

Una crisis por una palabra mal dicha, inoportuna o mal interpretada. Pero una crisis al fin y al cabo que ha encendido todas las alarmas en el PSOE andaluz lo que demuestra el grado de tensión que se está viviendo en el partido a todos los niveles.

La presidenta del PSOE federal y andaluz, Micaela Navarro, ha dicho este martes en los pasillos del Congreso de los Diputados que la propuesta de Pedro Sánchez «ni es inviable ni alimenta falsas expectativas», unas palabras que corrigen las que tan sólo 24 horas antes pronunciaba el número dos de Susana Díaz, el secretario de Organización Juan Cornejo, como valoración de la Ejecutiva Regional sobre los movimientos de Pedro Sánchez.

Desde Andalucía se acusaba directamente al líder nacional de «engañar» a los ciudadanos explorando caminos «que no van a llevar a ninguna parte».

En cuanto las palabras de Micaela Navarro llegaron hasta Andalucía empezaron a sonar todos los teléfonos exigiendo explicaciones. El propio Juan Cornejo y el secretario general del PSOE de Jaén (superior orgánico de Micaela Navarro quien es militante jiennense), Francisco Reyes, pidieron su versión a la veterana dirigente socialista que achaca todo a una «confusión».

La propia Micaela Navarro explicaba a ABC que ella «no ha corregido a Juan Cornejo ni ha sido esa mi intención. Lo que yo he querido decir es que no es inviable ninguna reunión. Apoyo el papel de Pedro Sánchez de sentarse a hablar con todo el mundo, que es lo que hay que hacer. Ha sido una mala fortuna usar la misma palabra que había empleado Juan Cornejo, pero no nos referimos a lo mismo», ha dicho.

En este sentido, Micaela Navarro ha calificado como «muy difícil» que se produzca un pacto del PSOE con Podemos y Ciudadanos, «tampoco Pedro pretende eso. Vamos a hablar todos con todos que es lo que hay que hacer. No podemos decir que queremos evitar las terceras elecciones y no sentarnos a hablar».

Inocente o no, lo cierto es que el papel de Micaela Navarro es cada día más complicado, como lo son las relaciones entre el PSOE andaluz y el federal. La andaluza ocupa el lado derecho de Pedro Sánchez en la Ejecutiva Federal, un nombramiento con el que Susana Díaz pretendía exhibir su poder al resto de federaciones socialistas.

Pero también es cierto que no es la primera vez que Navarro defiende las tesis de su secretario federal, un papel que, por otra parte, le corresponde al ostentar el puesto más alto de todo el PSOE nacional. Hasta ahora, Micaela Navarro ha navegado con soltura entre ambos mares; el futuro está por escribir.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios