Andalucía

Presupuesto de Salud en Andalucía: La Junta gasta un 8% más en personal de confianza

El Sindicato Médico Andaluz denuncia que las partidas para «la alta dirección de la Junta de Andalucía han visto aumentado su peso relativo en más de un 50 por ciento»

Manifestación de sanitarios contra los recortes de la Junta de Andalucía
Manifestación de sanitarios contra los recortes de la Junta de Andalucía - ABC
ABC Sevilla - Actualizado: Guardado en:

El consejero de Salud de la Junta de Andalucía, Aquilino Alonso, detalló el pasado viernes el presupuesto de salud para 2017 en 9.304,7 millones de euros, con un incremento cercano al 5,5 por ciento con respecto al año anterior. Ante estos datos, el Sindicato Médico Andaluz (SMA) recuerda que «el presupuesto de salud en nuestra comunidad autónoma era de 9.739 millones de euros en 2010 y que seguimos por debajo de lo que sería deseable».

El sindicato profesional considera que «se trata de discursos vacíos, de cifras lanzadas al viento con la única intención de que sea difícil el análisis y la comparación». Por ello, «no vamos a analizar en profundidad las cifras hasta que no las veamos publicadas en BOJA y BOE, cuando ya pueda hacerse un análisis comparativo serio».

En este sentido, los facultativos recuerdan también que el peso relativo de la salud en el global del presupuesto andaluz llegó a ser del 30 por ciento, «mientras que actualmente su peso no alcanza ni siquiera el 28 por ciento». Asimismo, denuncian que «otras partidas como la alta dirección de la Junta de Andalucía han visto aumentado su peso relativo en más de un 50 por ciento».

Y afirman que, «según indicó Alonso, el presupuesto de salud crecerá un 5,5 por ciento, pero mientras tanto, las partidas destinadas al personal eventual o de confianza que trabaja tanto en los gabinetes de las consejerías como en los consejos consultivos han aumentado un 8,4 por ciento». «Esto nos da una clara idea de que para este gobierno es más importante la autoperpetuación y el nepotismo que la salud de los ciudadanos», destacan.

En cuanto a las líneas estratégicas expuestas por Alonso, el SMA considera una burla a pacientes y profesionales muchas de las afirmaciones vertidas y denuncian que «el consejero de Salud afirma que es un objetivo el fortalecimiento de la Atención Primaria, pero mantiene a los médicos de familia condenados a no poder dedicar más de 4 o 5 minutos por paciente, a pesar de nuestras reivindicaciones».

Con respecto a la segunda línea estratégica, los facultativos señalan que «está dirigida a la mejora de resultados, pero estamos hartos de ver como las listas de espera crecen de manera preocupante e incluso como algunos directivos dan instrucciones para evitar que se conozcan estos datos». Dentro de esta línea, añaden que «hablan también de su apuesta por la Atención Infantil Temprana, pero está basada en procedimientos poco claros, que han sido impugnados por nuestra organización y denunciados públicamente por las asociaciones de pacientes».

Desde el SMA, recuerdan a Alonso que «habla de potenciar la participación de los profesionales a través de la Gestión Clínica, mientras la inmensa mayoría de los profesionales no se consideran representados en estas estructuras».

Asimismo, denuncian que «somos de las pocas comunidades que aún no ha cobrado íntegra la paga extra de 2012, que los sindicatos profesionales hemos pedido una reunión en mesa sectorial para tratar el paso a las 35 horas semanales y la administración no ha cedido a convocarla de momento y que los decretos que se están negociando en mesa sectorial solo tratan de poner en orden una situación caótica y discriminatoria que la propia administración ha creado y favorecido«.

A todo ello, añaden que Alonso «habla de finalizar lo iniciado e iniciar lo prometido». «Una ingeniosa frase, que solo pretende esconder las decenas de situaciones existentes en Andalucía en las que las infraestructuras comprometidas no se han llegado a materializar después de años de espera».

El SMA también le recuerda a Alonso «aspectos muy importantes que se ha olvidado de comentar como la nefasta política de fusiones hospitalarias; continúa refiriéndose al Complejo Hospitalario de Granada, como si la opinión de decenas de miles de ciudadanos no sirviera para nada».

En este sentido, los facultativos manifiestan su disconformidad con la actual política sanitaria de la Junta de Andalucía y denuncian que «tiene un carácter puramente economista y al margen de las necesidad de salud de los ciudadanos y de las opiniones de los profesionales». «No se mejora la sanidad andaluza con falsas cifras y discursos vacíos, hay que escuchar a pacientes y profesionales y esta Consejería actúa de espaldas a quienes trabajan en el sector», concluyen.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios