Pleno del Parlamento

El PP vota con Podemos tramitar una ley que recogería hormonar a menores sin autorización paterna

Los populares sorprenden en medio de la lucha del PSOE y la formación morada por el favor de «lobby gay»

Colectivos LGTBI posaron con la presidenta y diputados, entre los que se encontraba Esperanza Oña
Colectivos LGTBI posaron con la presidenta y diputados, entre los que se encontraba Esperanza Oña - JUAN FLORES
J.B/S.B. Sevilla - Actualizado: Guardado en:

El PP ha votado hoy en el Parlamento andaluz una proposición de Ley de Podemos «para garantizar los derechos de las personas que se reconocen como lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales (Lgtbi) y para erradicar la Lgtbifobia en Andalucía» que incluye aspectos controvertidos como la posibilidad de que menores puedan someterse a un tramiento de homonas para el cambio de sexo sin consentimiento paterno, la reserva de empleos públicos a las personas transexuales o la inversión de la carga de la prueba sobre denunciados por conductas discriminatoria con miembros del colectivo Lgtbi.

Los populares entraron en la pelea que Podemos y PSOE estaban librando por hacerse con el favor del colectivo al presentar dos iniciativas distintas y enfrentarlas en el Pleno. En su afán por afear al PSOE haber boicoteado la iniciativa de Podemos, los populares pueden salir cuestionados por su propio electorado dadas las intenciones de la proposición de la formación morada, que para los socialista tiene «difícil encaje legal».

La diputada Esperanza Oña dijo que la defensa de los derechos del colectivo Lgtbi exige «paso firme y alejarse de personalismos y partidismos», lo que, en su opinión, no hizo el PSOE-A en la Cámara, «tras haber intentado boicotear que la ley registrada por Podemos y elaborada por los colectivos, se debatiera. Al no haberlo conseguido, han presentado otro texto elaborado por un miembro del partido para que el debate de ambas fuera conjunto y quitarle así importancia a los colectivos».

Oña, acusó a la portavoz socialista de mentir al decir que el PSOE-A es el único que lleva la bandera de este colectivo, ha subrayado que la ley registrada por Podemos es «mejor, más avanzada y ambiciosa» que la del PSOE-A y aunque señaló que no comparte ideología con Podemos tampoco hizo referencias a qué partes de la proposición rechazaría el PP en la tramitación de la Ley. Oña abogó por el consenso entre los dos textos, pero advirtió que «de no ser así, apoyaremos la más justa, teniendo siempre en cuenta la voluntad de los colectivos».

La proposición de ley del PSOE-A fue defendida por la diputada Soledad Pérez, quien ha explicado que la suya es una norma «para los andaluces y no para el colectivo Lgtbi porque o todos nos implicamos y nos sentimos parte de los derechos civiles de todos o no haremos la mejor ley que merece Andalucía».

En defensa de la iniciativa registrada por Podemos, el diputado Jesús Romero ha advertido de que Andalucía es la comunidad donde más agresiones sufren los miembros del colectivo Lgtbi y que esta proposición de ley pretende ser «un peldaño en el triunfo definitivo: la completa extinción del odio y del prejuicio hacia estas personas». Según ha indicado, se trata de una iniciativa que es una «petición expresa» de los colectivos y que parte de un «verdadero proceso de participación y colaboración» con los mismos desde su inicio.

La propuesta de Podemos fue apoyada también por Ciudadanos y rechazada por el PSOE, mientras la socialista salía adelante con el apoyo de todos los grupos.

El dabate fue seguido en el salón de Plenos por numerosos representantes de colectivos Lgtbi que tras la votación se fotografiaron con los representantes de todos los grupos políticos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios