La número dos del PP de Andalucía, Loles López
La número dos del PP de Andalucía, Loles López - ABC
FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

Los partidos piden entre 4.000 y 5.000 millones más para Andalucía

Las diferencias entre PSOE, Podemos e IU se centran en el sistema fiscal mientras el PP iniste en que quiere llegar a un acuerdo

SEVILLAActualizado:

El debate político en Andalucía está centrado en la financiación autonómica. Todos los partidos de la comunidad están en este lunes cerrando sus propuestas y presentando un documento de trabajo con el que empezar a negociar.

El objetivo del Gobierno andaluz, y la voluntad de los partidos políticos del arco parlamentario, es llegar a un acuerdo y que Susana Díaz se presente ante el resto de las comunidades autónomas con el respaldo del Parlamento pero hay muchas diferencias técnicas y muchas cuitas políticas por resolver.

Aún así, la número dos del PP de Andalucía, Loles López, asegura que quiere un acuerdo. «El PP está dispuesto a llegar a un acuerdo en materia de financiación. Ahora bien no vamos a permitir lo que quiere el PSOE que es freir a impuestos a los andaluces. No pueden pagar el derroche y la mala gestión de la señora Díaz y el Partido Socialista».

El PSOE, sin embargo, no lo ve de la misma manera. El secretario de Organización, Juan Cornejo, lanzaba una advertencia. «Si el PP se pone "el traje de andaluz" y representa a los ciudadanos de esta comunidad autónoma habrá seguro acuerdo sobre la propuesta que Andalucía defenderá en materia de financiación autonómica. El señor Moreno tiene que cambiar el 'chip', defender a los andaluces en vez de defender a Cristóbal Montoro y a Rajoy».

Podemos

El grupo parlamentario de Podemos ha presentado ya sus conclusiones y considera que Andalucía necesita entre 3.400 y 4.000 millones de euros más al año para poder pagar el coste de los servicios públicos básicos. La diputada Carmen Lizárraga explica que su propuesta no pasa por subir ningún impuesto sino por cambiar el destino de la recaudación actual. Así, pretenden que todas las comunidades autónomas cedan el 50% del IRPF y el 70% del IVA y los Impuestos Especiales (alcohol y tabaco) a una bolsa común para pagar el coste de los serivioc públicos.

Lizárraga también ha explicado que pretenden derogar el artículo 135 de la Constitución Española (que obliga a que si hay superávit en las cuentas públicas se dedique al pago de la deuda y no a los servicios públicos) y también todos los mecanismos de control presupuestario.

Izquierda Unida

El portavoz de IU, Antonio Maíllo, ha defendido que el nuevo modelo de financiación autonómica debe aportar para Andalucía 5.000 millones de euros adicionales al año al objeto de que pueda financiar sus servicios públicos, toda vez que entiende que el sistema debe aumentar en 18.000 millones a nivel estatal.

Antonio Maíllo asegura que su formación tiene voluntad de que se llegue a una posición común desde Andalucía, si bien ha advertido de que pasa por la derogación del artículo 135 de la Constitución.

En su opinión, la reforma del sistema pasa por una reforma fiscal que se base en la lucha contra el fraude fiscal y un rediseño de los tributos «para lograr mayor progresividad y aumentar el tamaño de la cantidad a distribuir». Así, ha rechazado que se suban los impuestos indirectos, como el IVA, y ha defendido que «hay que gravar a las rentas del capital, esto es la gente que tiene más dinero».