La grúa con la que se están realizando los estudios de las palmeras del Parlamento
La grúa con la que se están realizando los estudios de las palmeras del Parlamento - RAÚL DOBLADO

El Parlamento encarga ahora un estudio para las palmeras que decidió cortar en agosto

Una empresa está estudiando el estado en el que se encuentran las 14 palmeras washingtonas del Patio del Recibimiento

SEVILLAActualizado:

Una empresa especializada está realizando en estos días un estudio exhaustivo sobre el estado que presentan las catorce palmeras washingtonias robustas que decoran el Patio del Recibimiento, el más noble del antiguo Hospital de las Cinco Llagas donde se ubica el Parlamento y el que está delante del hemiciclo. Un informe que se está llevando a cabo después de que intentasen cortar las palmeras en agosto y la denuncia de una asociación lo impidiera, tal y como ya publicó ABC.

Los operarios llevan tres días subidos a una cesta de seguridad en una grúa tomando muestras y apoyado por medios tecnológicos que recogen las imágenes. El lunes 21 de agosto el Parlamento tenía previsto talar las catorce palmeras que forman parte, además, del logo de la Cámara andaluza y que están dentro del conjunto monumental. Entonces, la Asociación Multisectorial de la Jardinería Andaluza, Amja, interpuso una denuncia ante la Guardia Civil que paró esta tala porque el corte de los árboles no tenía ninguno de los informes preceptivos para ello. Ni el de la Consejería de Cultura a pesar de ser un BIC, ni el de la Gerencia de Urbanismo, ni siquiera el de expertos en la materia que acreditasen que la tala es la solución que necesitan estos árboles, ya que el informe técnico estaba fechado dos días después de la jornada prevista para la tala. Además, describía a siete palmeras con riesgo grave y a otras siete con riesgo moderado.

En este contexto, y con el Patio del Recibimiento completamente vallado para evitar accidentes, se están realizando ahora los estudios técnicos oportunos y recopilando los informes preceptivos para ello. ABC ha solicitado formalmente a la Presidencia de la Cámara andaluza los informes y el contrato de la empresa que está ahora trabajando sobre el terreno, documentación que no se ha facilitado a pesar del compromiso de transparencia del Parlamento andaluz. Lo que sí parece estar decidido es que la única solución es talar las catorce palmeras, ya que podrían suponer un riesgo para las personas que transitan por la zona y acarrear responsabilidades penales para el Parlamento andaluz. Un extremo que ningún grupo parlamentario quiere, a pesar de que, hasta el momento, ningún informe técnico dice taxativamente que haya que cortar estos árboles.

La Mesa del Parlamento, que es el órgano de Gobierno de la Cámara, será la que tome la decisión final cuando tenga toda la información a su disposición.