Andalucía

El SAS paga a sus directivos más productividad a pesar de que aumentan las listas de espera

Los presupuestos de la Junta dedican 2,11 millones a este complemento, un 4% más que hace un año

UCI del hospital Reina SOfía de Córdoba
UCI del hospital Reina SOfía de Córdoba - VALERIO MERINO
ROCÍO MONTERO Sevilla - Actualizado: Guardado en: Andalucía

La partida destinada al complemento de productividad asignado a los directivos del Servicio Andaluz de Salud (SAS) aumenta a la vez que crecen las listas y el tiempo de espera para someterse a operaciones quirúrgicas en los hospitales públicos. Los presupuestos de la Junta de Andalucía aumentan en un 4% esta asignación, que pasa de los 2.033.424 euros del año pasado a los 2.113.556 previstos en el presente ejercicio, complemento que se suma a otras retribuciones en especie como seguros y préstamos que no son exclusivos de este personal. La partida para productividad llevaba dos años congelada. Un reciente informe de Fiscalización del Sector Público Sanitario, elaborado por la Cámara de Cuentas, ha sacado a la luz que los altos cargos, directivos y mandos intermedios del sistema público han cobrado 2,1 millones de euros en sobresueldos. El ente fiscalizador entiende que debe devolverse el dinero, pero la Consejería de Salud afirma que son legales.

La mejora de las retribuciones coincide con que las listas de espera para operarse en los hospitales han subido en 4.098 pacientes entre junio de 2015 y el mismo mes de 2016, según la última estadística publicada por el SAS, hace casi un año. Los pacientes que aguardaban una operación suman 59.087. Además, el tiempo de espera media pasó de 57 a 59 días para las intervenciones quirúrgicas que, según las normativa de la Junta, tienen como plazo máximo 180 días, una barrera que ha superado el 1,6 por ciento de los enfermos.

Tanto el Sindicato Médico como el sindicato de enfermería Satse denuncian «la arbitrariedad y el oscurantismo» en el reparto del complemento de productividad entre los directores de las unidades de gestión clínica y los directivos de los centros sanitarios del SAS. Francisco Muñoz, secretario autonómico de Satse asegura que «es difícil de justificar que un centro que aumente la lista de espera con una reducción de plantilla, a quienes se le marcan unos objetivos que no pueden cumplir por cuestiones de planificación y de gestión y en cambio se mantenga o se incremente el plus de productividad a la alta dirección».

Según el sindicato de enfermería, «el beneficio económico se reparte entre los directivos y directores de unidades de gestión clínica tras la consecución de objetivos, la mayoría de ellos de carácter económico y presupuestario para recortar en sanidad a pacientes y profesionales, y otros ligados a actividades y ciertas actuaciones, la mayoría de ellos, también con una clara intención economicista y cuya consecución, luego repercute económicamente, y de forma sustancial, en las retribuciones de los altos cargos».

Rafael Carrasco, presidente del Sindicato Médico Andaluz, apunta también a que «la Consejería se basa en factores económicos para premiar con incentivos a los altos cargos que más ahorran, de ahí que la valoración de la productividad de los directivos sea más alta que la del resto de profesionales». «Esto se demuestra, por ejemplo, porque a los médicos de familia de atención primaria se le fijan objetivos como limitar el número de derivaciones al hospital, el gasto en determinados fármacos o el uso de pruebas diagnóstica», señala.

¿En qué consiste?

El complemento salarial de rendimiento profesional (CRP) forma parte de la masa salarial de todos los profesionales, y se distribuye de forma variable entre éstos atendiendo a unos objetivos que se definen anualmente para cada centro, servicio, equipo o unidad, y también en función del cumplimiento de unos objetivos individuales, que se concretan para cada uno de los perfiles profesionales y funciones.

¿Quién define, evalúa y cuantifica esos objetivos de productividad? Según explica la Consejería de Salud, este concepto se pactó en 2006 en la mesa sectorial de Sanidad con la aprobación de los sindicatos. En las tablas retributivas del personal delSAS correspondientes a este año se detalla cuál es el tope de ese complemento al rendimiento profesional, con el cien por cien de objetivos cumplidos, y en función del puesto de trabajo. Así, un jefe de departamento facultativo percibe el máximo plus de productividad: 10.831,84 euros; un médico de familia general hospitalario, 2.673,10 euros; una enfermera, 2.120,88 euros; un auxiliar de enfermería, 575,95 euros; y un celador, 484,25 euros.

En el caso de las unidades de gestión clínica, divididas por especialidades, la productividad varía entre los 12.078,97 euros del director de la unidad, los 6.502 euros de los médicos de familia; 3.034,96 euros en el caso de las enfermeras; las auxiliares de enfermería cobran un complemento salarial máximo de 1.048,51 euros; y los celadores, 945,11 euros.

Opacidad

Estas retribuciones complementarias de los profesionales contrastan con la «opacidad» de los complementos de productividad que cobran los directivos y cargos intermedios de la Consejería de Salud. Las organizaciones sindicales se preguntan «quién y de qué modo se evalúa el cumplimiento de los objetivos de los cargos intermedios y directivos». «Mientras los profesionales de sus unidades obtienen una puntuación media, ellos alcanzan una más elevada, por lo que cobran más por productividad que sus compañeros», señalan.

La propia Cámara de Cuentas advierte de las trabas encontradas en relación al pago en concepto de productividad a altos cargos. En concreto, hace referencia a la falta de información sobre el cobro de sobresueldos por parte de directivos de las agencias públicas, dependientes de la Consejería Salud: Agencia Alto Guadalquivir, Agencia Bajo Guadalquivir, Agencia Costa del Sol, Agencia Poniente de Almería y la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias.

La Consejería de Salud asegura que pone a disposición de los trabajadores, para su consulta, un listado donde se refleja el incentivo percibido por cada uno de los profesionales en concepto de productividad. «Este listado incluye las cantidades del complemento de sus directivos», indica. Sin embargo, los sindicatos niegan se hagan públicos los sobresueldos de los directivos en los listados de los complementos salarial de rendimiento profesional del SAS.

Toda la actualidad en portada

comentarios