Juanma Moreno durante la reunión de la Junta Directiva Regional celebrada este lunes
Juanma Moreno durante la reunión de la Junta Directiva Regional celebrada este lunes
POLÍTICA

Nuevo reparto de cargos en el PP andaluz

Juanma Moreno remodela a su cúpula directiva dándole más competencias a su hombre fuerte y a la mujer de confianza de Javier Arenas

SEVILLAActualizado:

El curso empezó calentito en el PP andaluz a pesar de que parece que ahora las aguas están más calmadas. Juanma Moreno inició el curso político con los cuadros de su partido con una sorpresa y un anuncio. Dos noticias que, por cierto, no llegaron a la prensa sino que procuraron mantener tras las puertas cerradas. La sorpresa fue la remodelación de las competencias dentro de su equipo directivo.Patricia Navarro, hasta ahora vicesecretaria Electoral y de Estudios y Programas del PP andaluz, dejaba sus competencias para dedicarse por completo a su provincia, Málaga y trabajar codo a codo con su presidente Elías Bendodo.

Moreno informó, sin dar más explicaciones, que reparte estas competencias entre dos personas que ya se incluyen dentro de su núcleo duro, sin nombrar a un sustituto para Patricia Navarro, quien por cierto, fue elegida vicesecretaria en el Congreso Regional de mediados de marzo. Así, su «hombre fuerte», Toni Martín, pasa a asumir las competencias electorales, las más importantes teniendo en cuenta que quedan 18 meses para las elecciones autonómicas; mientras que Patricia del Pozo, una destacada partidaria de Javier Arenas, será también responsable de Estudios y Programas.

Así, Moreno hace una reforma «secreta» sin anunciarla públicamente y, sobre todo, sin ampliar su círculo de confianza, lo que levantó suspicacias entre una buena parte de los populares andaluces. A su Junta Directiva Regional, que era el órgano interno que se reunía ayer, no le dio más datos, de manera que se desconocía si Patricia Navarro seguirá figurando como vicesecretaria general del PP andaluz o ya ha sido eliminada de esta responsabilidad.

Los candidatos

No fue la única bomba que Juanma Moreno soltó en el primer encuentro con su equipo tras las vacaciones de verano. Moreno anunció que los candidatos a las alcaldías, por lo menos los de las grandes ciudades, deberán estar elegidos antes de finales de año.

Hasta ahora se había especulado con esta posibilidad, pero no se había confirmado oficialmente y mucho menos por boca delpropio presidente regional del partido. El anuncio abre una nueva polémica cuando todavía no se han terminado de cerrar las heridas de los congresos provinciales recién celebrados y cuyas diferencias se están avivando en los congresos locales que se están celebrando en estos días.

Hay dos ciudades clave en cuanto a la elección del candidato: Sevilla, con dos facciones claramente diferenciadas que están librando una seria batalla, y Málaga, donde Francisco de la Torre no seguirá pero tendrá que agotar el mandato con un candidato alternativo haciendo la campaña para ocupar su sillón.

Hay que destacar también que a la reunión convocada ayer por Moreno no asistieron ninguno de los populares andaluces en el Gobierno de España: Juan Ignacio Zoido, Fátima Báñez, José Antonio Nieto o José Enrique Fernández de Moya, además del delegado del Gobierno, Antonio Sanz. Casualmente, ninguno de ellos particularmente afín al líder andaluz.