Diez ejemplares de lince ibérico han muerto en las carreteras andaluzas en lo que va de 2017
Diez ejemplares de lince ibérico han muerto en las carreteras andaluzas en lo que va de 2017 - EFE/Rafa Alcaide

Muere un cachorro de lince ibérico nacido este año atropellado en la A-4 entre Andújar y Bailén

Se trata del décimo ejemplar de esta especie protegida que muere en las carreteras andaluzas este 2017

JAÉNActualizado:

Un lince ibérico ha sido encontrado muerto atropellado en la autovía A-4 en el tramo comprendido entre las localidades jiennenses de Andújar y Bailén, según ha informado este martes el proyecto Life+Iberlince.

El cadáver, un cachorro hembra sin radiomarcar nacido este año, ha sido encontrado en el kilómetro 304 de la A-4 por un particular que ha dado el aviso.

El cadáver ha sido trasladado al Centro de Análisis y Diagnóstico de la Fauna Silvestre de la Junta de Andalucía (CAD) donde se le practicará una necropsia completa.

Desde Iberlince recuerdan la importancia de dar aviso al 112 ante el hallazgo de un lince ibérico muerto, lo cual permite activar el protocolo de levantamiento de cadáver de forma temprana, esencial para obtener la máxima información posible sobre la causa de la muerte

El décimo lince muerto en las carreteras este 2017

El caso de este martes sería el décimo de lince ibérico que fallece atropellado en carreteras andaluzas. El anterior caso se dio a principios de septiembre en Vilches (Jaén), mientras que el pasado 10 de agosto agentes de medio ambiente de la Junta de Andalucía localizaron el cadáver de un ejemplar de lince ibérico atropellado, una hembra joven sin radiomarcar, en el punto kilométrico 15,400 de la carretera N-442, en Mazagón (Huelva).

Asimismo, un día antes, el día 9, también fue encontrado muerto un cachorro hembra de lince ibérico, atropellado en el punto kilométrico 1,5 de la CO-3102 entre las localidades cordobesas de Adamuz y Algallarín. El cachorro era uno de los nacidos este mismo año 2017.

El sexto lince ibérico atropellado en las carreteras andaluzas en lo que llevamos de año –una hembra que no estaba radiomarcada– fue encontrado a mediados de julio sin vida en la autovía A-4 en el tramo de Andújar a Bailén, en Jaén, la misma provincia en la que el 8 de julio fue hallado el cadáver de un cachorro de lince hembra sin radiomarcar en la A-4 a la altura de Santa Elena.

Por su parte, otro lince atropellado fue localizado a principios de abril en la carretera A-301, en la comarca de Guarrizas (Jaén), mientras que a mediados del mismo mes apareció en el punto kilométrico 302 de la carretera A-4, en un tramo localizado entre Andújar y Bailén (Jaén), el cadáver de un cuarto lince muerto.

El primer caso de muerte de un lince por atropello de 2017 tuvo lugar a principios de enero en la carretera A-421, dentro del término municipal de Adamuz (Córdoba), mientras que pocos días después apareció muerto otro ejemplar en el punto kilométrico 65 de la N-420, tramo entre Montoro y Cardeña (Córdoba).