POLÍTICA

El misterioso viaje de la presidenta de la Junta de Andalucía a Madrid

Susana Díaz pasó ayer la tarde en la capital sin que ni el partido ni el Gobierno andaluz hayan confirmado el motivo

El misterioso viaje de la presidenta de la Junta de Andalucía a Madrid
STELLA BENOT Sevilla - Actualizado: Guardado en:

Son tiempos de estrategias, de trabajar en silencio y de planificar movimientos para lo que pueda venir. Por eso Susana Díaz hizo ayer una discreta visita a Madrid, donde pasó toda la tarde, sin que haya trascendido el motivo de este fugaz viaje. Ni desde el Gobierno andaluz ni desde el PSOE se quisieron dar explicaciones de esta visita, ocultando el motivo de la misma y con quienes se reunió.

Al término de la reunión de la Ejecutiva Regional que se celebró este lunes por la mañana en la calle San Vicente de Sevilla, Susana Díaz corrió a la estación de Santa Justa para tomar un AVE a Madrid, de donde regresó a última hora de la tarde.

Algunas fuentes consultadas por ABC apuntaban a que la presidenta está manteniendo diversos encuentros con destacados líderes de su partido preparando el escenario para después de las elecciones vascas y gallegas que se celebrarán el próximo 25 de septiembre.

Los socialistas andaluces, al igual que los de otras federaciones, apuestan porque a los pocos días de estos comicios se celebre un Comité Federal que decida qué postura se debe tomar con respecto al Gobierno de Rajoy, y que pasaría por una abstención con determinadas condiciones. Justamente lo contrario de lo que defiende Pedro Sánchez, instalado en el no.

Evitar terceras elecciones

Susana Díaz tiene muy claro que debe evitar a toda costa unas terceras elecciones por lo que no se descarta ningún tipo de movimiento interno para impedirlas. Hay quien plantea, incluso, la posiblidad de plantear una gestora a la Ejecutiva Federal de Pedro Sánchez, una opción que otros ven demasiado arriesgada y a la que se opondrían los popes del PSOE.

Sin embargo, sí es cierto que hay movimientos para que trasciendan que hay algunas negociaciones internas en este sentido, tal vez como una medida de presión sobre Pedro Sánchez, utilizando de esta manera la misma estrategia que César Luena ha desplegado contra algunas federaciones socialistas y que, de facto, le ha costado el puesto de número dos aunque lo sigue ostentando de forma oficial.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios