Andalucía

Más de cien parejas de águilas imperiales en Andalucía

El ave rapaz, concentrada en Sierra Morena, Doñana y Cádiz, pone nidos por primera vez en Jaén

Una de estas aves rapaces en peligro de extinción en su nido
Una de estas aves rapaces en peligro de extinción en su nido - ABC
E. F. Sevilla - Actualizado: Guardado en:

La población del águila imperial ibérica (Aquila adalberti) en Andalucía ha alcanzado este año las 111 parejas nidificantes, lo que supone un incremento del 8,8 % de la actividad reproductora de esta especie respecto a 2015 y casi el doble de la población existente hace diez años, cuando se censaron 53 parejas. Según los trabajos de seguimiento que anualmente realiza la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, esta cifra se puede incrementar ya que se han detectado ocho parejas más que al final no construyeron nido.

Los censos confirman también que esta especie catalogada en peligro de extinción, ha crecido fundamentalmente en Sierra Morena donde ha pasado de 88 parejas a 97, mientras que Cádiz y Doñana mantienen las mismas que en 2015, 4 y 9, respectivamente y, por primera vez, aparece una en la Cordillera Bética. Estos resultados confirman la tendencia positiva que muestra esta rapaz desde 1989 hasta ahora, con un 5,8% de incremento interanual, un hecho que se ha acelerado en el periodo 2002-2016 desde que se puso en marcha el Programa de Actuaciones para la Conservación del Águila Imperial y que propició la aprobación del Plan de Recuperación de la especie en Andalucía.

Este aumento no es sólo demográfico sino también geográfico tal y como lo demuestra el hecho de que este año se ha localizado una nueva pareja en la Cordillera Subbética de Jaén, en las estribaciones de Sierra Mágina, una zona en la que ha estado ausente al menos desde la segunda mitad del siglo XX. Este nuevo territorio confirma la expansión geográfica y poblacional de la especie en Andalucía y puede constituir el germen de un nuevo núcleo reproductor entre los núcleos de Sierra Morena y de Cádiz, alejando así el riesgo de extinción de esta ave necrófaga. En la actualidad esta rapaz muestra un área de ocupación de 6.700 km² en la región, estando presente en todos los núcleos de distribución histórica: Sierra Morena, Doñana, Cádiz y, ahora, las Béticas.

Respecto a la reproducción a nivel regional, este año han nacido 120 pollos frente a los 133 de 2015, aunque por tercer año consecutivo se superan los 120. La excepción es Doñana, donde este año han volado 15 pollos de 9 parejas y 5 en Cádiz, donde a pesar de ser una población pequeña ha producido 7. Igualmente, los datos de cría son algo más bajos que los del año anterior por la influencia negativa de las constantes y fuertes lluvias registradas al final del periodo de incubación o nacimiento de los pollos, lo cual ha generado que solo la mitad de las parejas nidificasen con éxito.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios