Mar Moreno durante su comparecencia en la comisión de investigación de los ERE
Mar Moreno durante su comparecencia en la comisión de investigación de los ERE - VANESSA GÓMEZ

Mar Moreno llega al Consejo Consultivo de Andalucía tras ejercer como abogada sólo siete años y medio

La ley que regula este órgano, donde ha sido elegida por Susana Díaz, exige una experiencia superior a diez años

SEVILLAActualizado:

La nueva consejera del Consejo Consultivo de Andalucía Mar Moreno (La Carolina, Jaén, 1962) tiene más currículo en las sedes del PSOE y en los impolutos despachos de la Junta de Andalucía que en los juzgados. De los 32 años que componen su vida laboral, sólo siete años y medio los ha consumido como abogadaejerciente en el colegio de letrados de Jaén.

Ahora volverá a pisar la moqueta de un despacho oficial en el Palacio de Bibataubín de Granada, la ciudad donde se licenció en Derecho. Desde que se afilió al PSOE en 1991, un año antes de que España se convirtiera en el ombligo del mundo con la Expo de Sevilla y las Olimpiadas, Moreno inició una fulgurante carrera que le ha llevado a ocupar casi todos los puestos a los que puede aspirar un político.

Su vocación política apenas le ha dejado tiempo para ejercer otra profesión. Según los datos a los que ha tenido acceso ABC, figura como letrada en activo en tres breves periodos: entre noviembre de 1985 y diciembre de 1987, entre diciembre de 1988 y enero de 1993 y, por último, desde abril de 1993 hasta noviembre de 1994. Es decir, lleva más de 23 años sin ponerse la toga, aunque la biografía difundida por el Consejo de Gobierno apunta que también trabajó como asesora jurídica del Instituto Andaluz de la Mujer y del Ayuntamiento de su pueblo, La Carolina, donde fue alcalde Francisco Vallejo, de cuya mano dio sus primeros pasos en la política.

A sus 55 años, Moreno recibe de manos de Susana Díaz el premio de trabajar en la noble sede del Consultivo. Lo hará con dedicación absoluta y sueldo público (5.300 euros distribuidos en doce pagas mensuales) en un alto cargo reservado a «juristas de reconocido prestigio con una experiencia superior a diez años», según estipula la ley.

El objetivo es aprovechar su «caudal de conocimientos y amplia experiencia» en el campo del Derecho para asesorar sobre cuestiones legales que afectan a la comunidad. Atendiendo a este requisito, a ningún grupo de la oposición le cuadra la elección de una persona que ha compaginado los sillones de escay del Parlamento y del Senado con las responsabilidades institucionales y las orgánicas en el PSOE andaluz. La primera mujer que presidió la Cámara autonómica (2004/2008) pulverizó después todos los récords al pasar por tres consejerías en sólo dos años. Antes, con Manuel Chaves había escalado hasta la vicesecretaría general del partido. Moreno fue la opción preferida por Rodríguez Zapatero para suceder al exmandatario andaluz.

Otro ejemplo de longevidad en el Consultivo es el de su presidente, Juan Cano, a quien no le afectan las limitaciones de mandatos. Los 16 años que lleva como alto cargo de este órgano, con tres jefes del Ejecutivo distintos, son un ejemplo de longevidad sin precedentes en el sector público autonómico. Según su declaración de la renta de 2015, la última publicada en el Portal de Transparencia, ingresó 88.810 euros.

El organismo manejará en 2018 un presupuesto de 3,3 millones, del que su mayor parte (86%) está reservado al capítulo de personal. En 2016 contaba con una plantilla de 34 personas entre letrados, funcionarios, laborales, sin contar los asesores. Las retribuciones de los altos cargos consumen 444.434 euros, a los que hay que sumar 129.000 más para dietas e indemnizaciones.