Una profesora dando clase en un colegio concertado de Sevilla
Una profesora dando clase en un colegio concertado de Sevilla - ROCIO RUZ
EDUCACIÓN

La Junta vuelve a «discriminar» a los profesores de la concertada con la devolución de la paga extra

Sus presupuestos obvian la sentencia del TSJA que le obligaba a restituirla en igualdad de condiciones con la pública

SEVILLAActualizado:

El anteproyecto de la ley de presupuestos de la Junta de Andalucía para el próximo año ha hecho saltar las alarmas entre el profesorado de la enseñanza concertada. Según se desprende de la disposición adicional octava de las cuentas, que ahora tramita el Parlamento andaluz, el Gobierno andaluz no prevé devolver la totalidad de la paga extra eliminada en 2012 a estos docentes durante 2018, a pesar de que una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) condenó a la Consejería de Educación a hacerlo en las mismas condiciones que el profesorado de los centros públicos.

La disposición presupuestaria elude esta sentencia y asegura que hará efectiva una cantidad equivalente a lo recuperado por los docentes de la pública en el ejercicio de 2017, esto es, un 25% en lugar del 50% que debía devolverles durante el próximo año.

La Consejería no sólo hace oídos sordos a una resolución sino que incumple el acuerdo suscrito con Ciudadanos para los presupuestos actualmente en vigor para que los profesionales de la educación concertada vieran restituidos sus derechos en el año 2018. El asunto salió a relucir ayer en la comisión de Educación del Parlamento, donde comparecía la consejera, Sonia Gaya, para explicar los presupuestos de su cartera para 2018.

La portavoz de Educación del PP en el Parlamento de Andalucía, Marifrán Carazo, reprochó a la consejera que se declare «en rebeldía judicial» para seguir «discriminando» a los profesores de la concertada. La diputada popular también criticó la posición «contradictoria» de Ciudadanos, cuya diputada también se interesó por este asunto. «Cs aprobó el presupuesto del año pasado con los ojos cerrados y ahora se pone una venda para aprobar las cuentas de 2018», dijo Carazo. Ante las preguntas, la consejera indicó que la negociación sigue abierta.

Los sindicatos han montado en cólera. CC.OO. critica que la Junta «mantenga la deshomologación y la discriminación» con este profesorado en sus anteproyecto presupuestario después de que el TSJA «condenó a la Consejería a la devolución de la totalidad de la gratificación extraordinaria que fue suprimida en diciembre del 2012 a los docentes de la Enseñanza Concertada». El sindicato USO ha mandado una carta a los grupos políticos para que «no se consienta que se vuelva a discriminar» a esta parte del profesorado.