El consejero de Empleo, Javier Carnero
El consejero de Empleo, Javier Carnero - JUAN FLORES

La Junta no desmiente el uso de la tarjeta de la Faffe en un club de alterne

El consejero de Empleo no se pronuncia sobre las acusaciones del PP y asegura que la Guardia Civil tiene toda la información

SEVILLAActualizado:

El consejero de Empleo, Javier Carnero, no ha desmentido la grave denuncia realizada en la mañana de este martes por el PP andaluz en relación al uso de una tarjeta black de la Junta para pagar los servicios de un club de alterne en Sevilla. «Sobre el club de alterne no me voy a manifestar, el PP tendrá que demostrar si es cierto o no», ha dicho.

La vicesecretaria del PP Ana Mestre denunció este martes con contundencia que «las tarjetas black de la Junta se usaron para pagar los servicios de un club de alterne», aportando como prueba una declaración testifical realizada por la Guardia Civil al empresario del pub Don Angelo dentro del sumario judicial que investiga a la Faffe, la extinta fundación de la Junta de Andalucía.

Curiosamente, el consejero de Empleo, Javier Carnero, ha pasado de puntillas por estas acusaciones directas a una fundación que dependía de la consejería que dirige si bien él no estaba al frente de la misma en los hechos que se investigan de presunto fraude en las subvenciones.

Sólo una tarjeta en la fundación

Lo que sí ha dejado claro es que la extinta Faffe, Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo, sólo tenía una tarjeta de crédito que estaba asociada al director gerente de la misma, Fernando Villén, y que toda la información al respecto está en poder de la Guardia Civil.

«La tarjeta se anuló en 2011, cuando se extinguió la Faffe y según el extracto oficial de la liquidación de la tarjeta en el año 2008 fue de 359 euros; en 2009 fue de 607,35 euros; y en 2010, el gasto fue de 558,88 euros».

El consejero ha explicado que había otras tarjetas en la extinta Faffe pero eran sólo para reposición de gasolina y pagos de peaje y, además, estaban vinculadas a un determinado vehículo y número de matrícula.

Máxima colaboración

Javier Carnero ha insistido, sobre todo, en su estrecha colaboración con la investigación judicial. «Desde el año 2015 cuando empezó la investigación, esta consejería ha colaborado en todo momento con la justicia y con la Guardia Civil, habiéndoles entregado toda la documentación que han requerido en plazo».

Carnero ha añadido, además, que se le facilitó a la UCO, Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, un ordenador portátil con un modem que tiene acceso directo a todos los programas de contabilidad que tenía la Faffe, «exactamente la misma información que tenemos nosotros». El consejero afirma, además, que se le dio un curso de formación a los agentes para que pudiesen usar esos programas de contabilidad.