Andalucía

El juez de los ERE, Álvaro Martín, se marcha a final de año

El magistrado no renovará como refuerzo en el juzgado número seis y volverá a su juzgado de lo penal; Núnez Bolaños tendrá que encargarse del resto de piezas de los ERE

El juez Alvaro Martín
El juez Alvaro Martín - J.M.SERRANO
MERCEDES BENÍTEZ Sevilla - Actualizado: Guardado en:

El juez Alvaro Martín, que ha realizado tareas de refuerzo en el juzgado de instrucción número seis de Sevilla desde setpiembre de 2013 y que fue finalmente el magistrado que finalizó la trama política del Caso ERE, se marcha a final de año. Según ha confirmado a ABC el propio magistrado, su tarea en el juzgado de los ERE finalizará el próximo día 31 de diciembre y tiene la intención de volver a la plaza de la que es titular en un juzgado de lo penal de Sevilla. Martín se marcha así después de mas de tres años como juez de refuerzo de un órgano en el que ha tenido una excelente relación con los funcionarios que allí trabajan.

Así se lo ha comunicado tanto al Tribunal Superior de Justicia como al Consejo General del Poder Judicial. Eso supone que la titular del juzgado de instrucción, María Núñez Bolaños (que tomó posesión de la plaza que dejó vacante Mercedes Alaya cuando se marchó a la Audiencia de Sevilla), tendrá que finalizar las otras piezas del caso ERE que quedan aún pendientes ella sola o con ayuda del otro juez de refuerzo que hay destinado.

Alvaro Martín, miembro de la ejecutiva nacional de la Asociación Profesional de la Magistratura, ha sido el juez que ha tomado una de las decisiones más importantes del sumario de corrupción tras cinco años de investigación: finalizar la instrucción del Caso ERE y decidir la imputación de los dos expresidentes de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves y José Antonio Griñán, por delitos de prevaricacion y, en el caso del último, también de malversación de caudales públicos además de otros exaltos cargos de la Junta de Andalucía.

Además, Matín también ha finalizado la investigación de otras dos piezas del caso ERE que fue finalmente dividido en varias. Concretamente finalizó primero, hace varias semanas las de las subvenciones a las empresas Acyco y la pasada semana la de la entidad Surcolor. En la primera fueron imputadas 26 personas y en la segunda otras 16. En todos los casos acusa a exaltos cargos y empresarios de delitos como prevaricación y malversación de caudales públicos.

Sin embargo, aún quedan muchas piezas por cerrar del macrosumario para las que probablemente no tenga tiemo en los dos meses que le quedan. Una de las más voluminosas es la de las ayudas a la Sierra Norte de Sevilla y el entramado empresarial Rosendo-Sayago. María Nuñez, que tiene pendiente de que la Audiencia de Sevilla también resuelva una recusación contra ella formulada por el PP, tendrá que hacerse cargo después de que Martín haya decidido no solicitar la renovación en ese juzgado.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios