Susana Díaz en la visita que ha realizado el lunes al IES «La Palma», en la Palma del Condado (Huelva)
Susana Díaz en la visita que ha realizado el lunes al IES «La Palma», en la Palma del Condado (Huelva) - EFE

Juan Marín descarta que Ciudadanos tenga que apoyar a la lista más votada en Andalucía

El líder de la formación naranja asegura que «lo de menos» es quién gane, porque no negociará sobre personas ni cifras

SEVILLAActualizado:

La premisa de Ciudadanos de que debe gobernar de forma prioritaria la lista más votada, con la que avaló sus pactos en Madrid con el PP y en Andalucía con el PSOE, ha pasado a la historia. Al menos, en lo que respecta a la próxima gran cita con las urnas: las elecciones andaluzas previstas inicialmente para marzo de 2019. El presidente y portavoz de la formación naranja en el Parlamento andaluz, Juan Marín, aseguró ayer que «cualquier acuerdo posterior vendrá en función de los proyectos que cada uno defienda» y que le dará igual como queden las distintas fuerzas políticas, «eso es lo menos», advirtió.

Para Marín, negociar la gobernabilidad de la comunidad «no es una cuestión de personas ni de cifras sino de proyectos, y de saber qué queremos hacer con Andalucía», de ahí que reste importancia a las posiciones que obtengan el PSOE-A y el PP-A. Incluso alude a que cualquier pacto debería hacerse con un horizonte mayor al de los cuatro años de una legislatura.

La reflexión, durante una entrevista en Canal Sur, es otro aviso a la presidenta Susana Díaz de que la sociedad que le permitió revalidar la presidencia con el apoyo de Ciudadanos y que le ha permitido sacar adelante los presupuestos de la comunidad desde 2015 se agota con la legislatura. Marín siempre ha insistido en que sólo suscribió un «pacto de investidura», pero en la práctica Ciudadanos ha sido un socio bastante leal como para que el Gobierno andaluz presuma de su estabilidad aun cuando gobierna en solitario en minoría.

A favor de su marca

El anuncio de Marín llega cuando las encuestas soplan a favor de su marca, a la que algunas encuestas le sitúan como virtual segunda fuerza política en Andalucía por delante del PP. Durante la entrevista, Marín quiso dejar claro que antes que pensar en pactos, Ciudadanos aspira a gobernar en Andalucía y en eso centrará sus esfuerzos. Si a Ciudadanos le salen las cuentas con el PP será difícil que el PSOE vuelva a gobernar aunque sea la lista más votada. Desde el PPel presidente regional, Juanma Moreno, ha reiterado que cuenta con Ciudadanos para marcar el hito histórico de encabezar un gobierno andaluz no socialista y fuentes del partido conservador en Andalucía se muestran seguros de que en caso de pasar a ser la tercera fuerza política los populares apoyarían que Ciudadanos formara Gobierno si suman los 55 diputados que marca la frontera de la mayoría absoluta en el Parlamento andaluz. Los cuarenta años de socialismo y el hecho de que un pacto de izquierdas evitó gobernar al PP de Javier Arenas cuando en 2012 ganó las elecciones son suficiente argumento para no tener que dar más explicaciones.

Las declaraciones de Marín llegan cuando en Madrid el PP está planteando a Albert Rivera un pacto para asegurar el gobierno a la lista más votada y mientras se aborda en Andalucía la reforma de la Ley electoral, una de las condiciones incluidas en el pacto de investidura que hizo presidenta a Susana Díaz, pero que al igual que la renovación de órganos de extracción parlamentaria sigue en el aire.

El distanciamiento del líder regional de Ciudadanos con la marca PSOEsuma así otro capítulo para alimentar la tesis de que será la excusa que utilice la presidenta en caso de que querer adelantar las elecciones. Susana Díaz insiste en la estabilidad de su gobierno para desmentirlo. Tampoco Marín considera que haya motivos para que Susana Díaz decida adelantar las elecciones, porque «los acuerdos se están cumpliendo». Marín confía en que la cita con las urnas sea en marzo, aunque las expectativas que le dan las encuestas a su partido hagan pensar en que ese adelanto le beneficia, incluso personalmente, ya que su candidatura es de momento virtual.

Los comentarios de Marín abren una semana política especialmente activa con la celebración a partir del miércoles del debate general de Andalucía en el Parlamento, una cita que a juicio del secretario general del PSOE-A, Juan Cornejo, va a evidenciar el «liderazgo político e institucional» de Susana Díaz. Marín no lo ve así y pronostica que la presidenta dará «justificaciones» antes que explicaciones. A Marín le gustaría escuchar desde las filas socialistas alguna autocrítica y piensa que no es el momento más adecuado para celebrar este debate, ya que el Presupuesto de 2018 se puso en marcha hace cuatro meses. Sin embargo, el líder de Cs ya avanza algunas propuestas para abordar el de 2019.