Isabel Niñoles, directora general de Consumo de la Junta de Andalucía
Isabel Niñoles, directora general de Consumo de la Junta de Andalucía - ABC
CONSUMO

Isabel Niñoles: «La palabra 'consumidores' respeta pero no promueve la igualdad entre hombres y mujeres»

La directora de Consumo de la Junta defiende el uso de «personas consumidoras» para recibir una ayuda porque así lo marca la norma

SEVILLAActualizado:

La directora general de Consumo de la Junta de Andalucía, Isabel Niñoles, considera anecdótica la polémica que ha levantado la recomendación de su departamento a Facua-Consumidores en Acción para que sustituyera la expresión «consumidores» por «personas consumidoras», para evitar «el lenguaje sexista» en una campaña informativa sobre la banca que promueve esta organización y que financia la Administración autonómica.

¿En qué contexto se produjo esta recomendación o exigencia?

En la revisión que hacemos de forma rutinaria de todas las actividades subvencionadas, el órgano instructor [de Consumo] se dio cuenta de que había seis o siete cuestiones que debía modificar, antes de justificar la ayuda. Lo de «personas consumidoras» fue sólo una de las cuestiones que se plantearon. Se le manda un correo y Facua modifica absolutamente todo. En un curso de correos nos pregunta por qué tenía que cambiarlo y nosotros les decimos que podría ser una infracción leve. Eso no significa que se le pueda retirar la ayuda, como se ha dicho, o que se le vaya a imponer una sanción.

Si hubiésemos querido dejarla sin ayuda, no le hubiésemos avisado. Pero cuando uno quiere tener una subvención de la Administración debe atenerse a la de subvenciones y a la ley para la promoción de la igualdad de género en Andalucía, que en su artículo 9 estipula que la Junta garantizará un uso no sexista del lenguaje. Además, el órgano instructor de las subvenciones ha tomado como referencia la «Guía para un lenguaje administrativo no sexista publicada» por el Instituto Andaluz de la Mujer que dedica un apartado precisamente a las reglas para evitar el uso del masculino genérico.

¿«Consumidores» no respeta la igualdad entre hombres y mujeres?

La respeta, pero no promueve la iguadad entre hombres y mujeres.

¿Por qué se considera excluyente decir «consumidores» en lugar de «personas consumidoras»?

Usar el masculino genérico en documentos oficiales para recibir una subvención no es lo más recomendable, aunque sea correctísimo desde el punto de vista lingüístico. Proponemos evitar su uso indiscriminado. No es una cuestión personal mía, sino de la norma, y el órgano instructor actúa siempre con la normativa en la mano.

En ese caso tendremos que decir también «personas periodistas» o «personas políticas» para no caer en el lenguaje sexista. ¿No le parece exagerado llevar esa norma al extremo?

Depende de qué personas. Se puede hablar de las políticas y los políticos. El lenguaje puede llevar a equívocos. Cuando se trata de un documento oficial para conseguir una subvención, hay que cumplir la norma. Pero esto fue sólo una anécdota y no entendemos que Facua incida tanto en ella. Además, Facua participa, con otras asociaciones, en el «Consejo Andaluz de Personas Consumidoras y Usuarias», donde no está la Junta, y no dijo ni mu de que se llame así.

Consumo Responde utiliza, sin embargo, varias veces la palabra «consumidores» en su propia web.

En los últimos contenidos se está cumpliendo la norma y los antiguos se están revisando y corrigiendo.

¿Qué le parece que el escritor Arturo Pérez-Reverte tildara de imbecilidad estas normas?

Le respeto muchísimo y me he leído casi todos sus libros. En esta ocasión no voy a coincidir con él. Pero creo que sólo conoce una parte de esta historia.