Miembros del Satse durante la reciente celebración del Día Internacional de la Enfermería en el hospital Macarena
Miembros del Satse durante la reciente celebración del Día Internacional de la Enfermería en el hospital Macarena - ABC
SALUD

Invisibilidad y sexismo: la enfermería andaluza quiere tumbar los estereotipos

El colectivo denuncia actitudes retrógradas asociadas a su profesión y lanza una campaña para acabar con ellas

SEVILLAActualizado:

La imagen del colectivo de enfermería en Andalucía está llamada al cambio. Así lo demuestran los resultados que han arrojado la encuesta que el Sindicato de Enfermería Satse ha realizado sobre casi 2.000 enfermeros y enfermeras andaluces. Según el cuestionario, nueve de cada diez enfermeras y enfermeros andaluces cree que aún persisten estereotipos sexistas y retrógrados vinculados con la enfermería, especialmente con las mujeres.

Aún más preocupante es que el 61,48 por ciento asegura que conoce a alguna compañera o compañero que ha sido víctima de comportamientos o comentarios ofensivos vinculados a estereotipos sexistas y retrógrados, mientras que un 33,18 por ciento de las enfermeras encuestadas en Andalucía reconocen haberlos sufrido en primera persona.

Los hombres también se llevan su parte, ya que muchos reconocen haber sufrido comportamientos o comentarios ofensivos y denigrantes por el mero hecho de tener una profesión tradicionalmente vinculada con las mujeres.

Otro de los problemas que afectan al sector, según la encuesta, es la falta de visibilidad que sufren los enfermeros y enfermeras, que no va acorde a su cualificación y competencia profesional dentro del Sistema Sanitario.

A este respecto, el Satse ha lanzado una campaña bajo el lema «Rompe con los estereotipos» cuyo objetivo es evidente. De esta forma, pretenden «acabar con la difusión de imágenes, comentarios y conductas que recurren a estereotipos antiguos, retrógrados y sexistas vinculados a los profesionales de enfermería».

Pretenden cambiar creencias populares como que la enfermería no se estudia en la Universidad, o que dependen del médico y no toman decisiones por ellos mismos ni pueden poner tratamientos. El secretario general de Satse Andalucía, José Sánchez, afirmó que, «lamentablemente, la enfermería todavía es vista por mucha gente como una profesión que sólo la ejercen mujeres, sexualizada, vocacional y supeditada al médico, cuando la realidad es que es una profesión autónoma, cualificada y ejercida también por hombres».