El peaje entre Sevilla y Cádiz
El peaje entre Sevilla y Cádiz - ABC

El Gobierno insiste en un pacto de Estado para gestionar la autopista de peaje Sevilla-Cádiz

La carretera termina la concesión por la que es de pago a finales de 2019 y se desconoce aún su futuro

SEVILLAActualizado:

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha anunciado su intención de buscar un acuerdo con el resto de formaciones políticas sobre el futuro de las autopistas de peaje en España, ante el próximo vencimiento del plazo de concesión de las más antiguas, como es el caso de la AP-4, que une Sevilla y Cádiz.

De la Serna pretende que un acuerdo en esta materia constituya uno de los principales puntos del Pacto de Estado sobre Infraestructuras que prevé promover próximamente, y para el que, según asegura, ya ha mantenido contactos con distintos grupos políticos.

«Este año tenemos que tomar algunas decisiones sobre las autopistas de peaje cuyas concesiones empiezan a vencer a fin de año», indicó el ministro. «Sería deseable alcanzar al respecto un cierto acuerdo político, dado que se trata de una decisión sobre el futuro del país», añadió durante su intervención en el Efe Foro Líderes.

Hasta ahora, sobre estas vías próximas a concluir su plazo de concesión (como la de Sevilla-Cádiz), el ministro tal sólo ha asegurado en reiteradas ocasiones que no se les ampliará este periodo y que revertirán al Estado, que en su momento decidirá sobre ellas.

Ahora, De la Serna abre la opción de que esa decisión se tome en el marco de un acuerdo con otras formaciones políticas en el marco de su pretendido Pacto de Estado de Infraestructuras.

Esta negociación sería así paralela al 'rescate' y relicitación de las nueve autopistas quebradas, las más 'jóvenes', que su Departamento también prevé acometer en el año 2018.

Acaban la concesión

En la actualidad, una media docena de autopistas, las más antiguas del país tienen un próximo plazo de vencimiento. Así, en noviembre de este año concluye el periodo de concesión de la AP-1 Burgos-Armiñón, firma gestionada por el grupo Itínere.

En 2019, está asimismo previsto que termine el del tramo de la AP-7 entre Tarragona y Alicante, y el del la AP-4 Sevilla-Cádiz., y ya en 2021 culmina el trazado que une Barcelona, con La Jonquera y Tarragona y el de la AP-2 Zaragoza-Mediterráneo. Se da la circunstancia de que la concesión de todas estas vías la tiene Abertis, actualmente objeto de una 'batalla' de OPAs entre ACS y Atlantia.