María Jesús Montero, consejera de Hacienda de la Junta
María Jesús Montero, consejera de Hacienda de la Junta - ABC

Los funcionarios de Andalucía empiezan este lunes con la jornada «virtual» de 37,5 horas semanales

La Junta no ha publicado aún el catálogo específico de tareas que los trabajadores públicos pueden hacer desde casa

SEVILLAActualizado:

Hoy entra en vigor para los trabajadores públicos de la Junta -unas 250.000 personas- la jornada laboral semanal de 37,5 horas que contempla 2,5 horas de trabajo desde casa. Y se pone en marcha esta medida sin que trabajadores o sindicatos sepan aún qué tareas concretas pueden ser no presenciales o de qué forma se va a controlar que se cumplen esas 2,5 horas semanales de trabajo desde casa.

La incertidumbre tras la sentencia del Tribunal Constitucional que anulaba el decreto de la Junta para fijar en 35 horas la jornada de sus empleados sigue presente. Hay sindicatos, como el SAF (Sindicato Andaluz de Funcionarios, que representa al 54 por ciento de los trabajadores de la administración general de la Junta) que creen que a la Consejería de Hacienda y Administración Pública «se le ha echado el tiempo encima».

Pese a esas dudas, la medida, que aprobó el pasado 26 de diciembre el Consejo de Gobierno de la Junta tras el acuerdo entre la Consejería de Hacienda y los sindicatos CSIF, UGT y CCOO, se pone en marcha hoy y supone, a ojos de algunos sindicatos, un desafío al Constitucional, que en su sentencia determinó que la regulación de las horas de trabajo es una competencia exclusiva del Estado.

Desde la Junta no lo ven así. Entienden que este acuerdo se basa, según indicó recientemente la consejera de Hacienda, María Jesús Montero, en «las plenas competencias» que tiene la administración autonómica para organizar la jornada, reconocida en el Estatuto de Autonomía de Andalucía, así como en el Estatuto Básico del Empleado Público.

El acuerdo sobre la jornada entre Junta y sindicatos, alcanzado el 18 de diciembre, fue remitido esa misma semana al TC y posteriormente se ratificó en el Consejo de Gobierno. A este punto llegó unos días más tarde de lo acordado en principio ante las dudas legales de esta norma, algo de lo que los propios servicios jurídicos de la Junta advirtieron al Gobierno de Susana Díaz.

Control de la jornada

Según esta norma autonómica, la Consejería de Hacienda será la responsable de hacer el seguimiento del cumplimiento de la jornada al completo, tanto la presencial como la no presencial. Se sabe también que dicho control se hará de forma anual y que esas 2,5 horas semanales se puede dedicar a la preparación, organización de tareas, consulta e información de materias relacionadas con la actividad laboral, además de a la formación para el perfeccionamiento y desarrollo profesional desde casa.

Sin embargo, hay dudas sobre cómo va a llevar a cabo dicha vigilancia, toda vez que, llegada la fecha de entrada en vigor de la normativa, aún no se han aclarado siquiera qué tareas concretas pueden hacer desde casa los trabajadores de la Junta de Andalucía.

Desde el Gobierno autonómico explican que hay diferencias entre el sistema de control en el sector educativo, con horas lectivas y no lectivas; el sanitario y la Administración General: «En cada sector se hará un seguimiento de la jornada no presencial con un control similar a la presencial».

Pero hay más lagunas en este plan. El presidente del Sindicato Andaluz de Trabajadores se pregunta «quién va a controlar a los jefes», que son quienes tienen que validar que sus subordinados están trabajando desde casa.